Fotos de un campo de concentración en California

Una evacuación masiva en California terminó siendo un penoso capítulo en la historia de Estados Unidos. Aquí algunas imágenes de la pesadilla que miles de inmigrantes vivieron.

29 fotos
1/29
Una evacuación masiva en California terminó siendo un penoso capítulo en la historia de Estados Unidos. Aquí algunas imágenes de la pesadilla que miles de inmigrantes vivieron.
2/29
www.loc.gov
Una evacuación masiva terminó siendo un penoso capítulo en la historia de EEUU. Aquí algunas imágenes de ese momento que afectó a miles de personas.
3/29
www.loc.gov
En 1942 el gobierno de Estados Unidos ordenó que toda persona de origen japonés fuera llevada a campos de concentraciones.
4/29
www.loc.gov
La decisión se hizo tras el ataque de Japón a la zona de Hawaii, llamada Pearl Harbor.
5/29
www.loc.gov
Miles tuvieron que dejar sus hogares y con algunas pertenencias fueron llevados por tren a esos campos.
6/29
www.loc.gov
Autoridades norteamericanas dijeron no confiar en la población de origen japonés, aun cuando la mayoría eran ciudadanos estadounidenses.
7/29
www.loc.gov
El Presidente que estuvo detrás de todo esto fue Franklin D. Roosevelt, quien dio la orden ejecutiva el 19 de febrero de 1942.
8/29
www.loc.gov
Uno de estos campos de concentración más poblados, estaba en la zona de California conocida como “Owens Valley”.
9/29
www.loc.gov
La Oficina del Censo de Estados Unidos dio información al gobierno, para detectar quienes exactamente eran de origen japonés.
10/29
www.loc.gov
Esa acción de la Oficina del Censo se negó por años, pero finalmente pudo ser probada en el año 2007.
11/29
www.loc.gov
Esta acción en contra de las personas de origen japonés, afectó directamente a todos los que Vivian en California, Oregon, Washington y hasta en Arizona.
12/29
www.loc.gov
Estos estados fueron los más afectados porque tras el ataque de Japón a Hawaii, se temía que después intentaran atacar la costa oeste de Estados Unidos.
13/29
www.loc.gov
El gobierno creía que las personas de origen japonés, serian fieles a ese país y causarían daño a Estados Unidos.
14/29
www.loc.gov
Muchos de las personas afectadas tuvieron que vender sus propiedades a precios muy bajos, y la mayoría de sus pertenencias jamás pudieron ser recuperadas.
15/29
www.loc.gov
Actualmente al menos 10 de estos campos de concentración están considerados monumentos históricos.
16/29
www.loc.gov
Entre estos se encuentran los campamentos de Manzanar, Tule Lake, Heart Mountain y Topaz.
17/29
www.loc.gov
Están considerados muestra de cómo una nación falló en su misión más sagrada de defender a sus ciudadanos en contra del prejuicio, la ambición y las fallas políticas.
18/29
www.loc.gov
Cuando finalmente se ordenó que estas personas pudieran recuperar su libertad, muchos se quedaron ahí por largo tiempo, pues no tenían a donde ir.
19/29
www.loc.gov
Los que se iban, solo recibían $25 dólares y un boleto pagado de tren para regresar a la ciudad donde vivían antes.
20/29
www.loc.gov
Muchos no pudieron reiniciar sus vidas y prefirieron regresar a Japón.
21/29
www.loc.gov
En 1980 el Presidente Jimmy Carter inició una investigación.
22/29
www.loc.gov
Fue para determinar si esa acción en contra de personas de origen japonés, tuvo una causa justificada por parte del gobierno.
23/29
www.loc.gov
El reporte mostró que no había evidencia de una falta de lealtad de la comunidad japonesa.
24/29
www.loc.gov
En dicho reporte también se sugirió que las víctimas tenían que recibir algún tipo de compensación.
25/29
www.loc.gov
Se decidió en dar una compensación de $20,000 a cada persona que haya sobrevivido la experiencia de esos campos de concentración.
26/29
www.loc.gov
En 1988 el Presidente Ronald Reagan firmó una medida.
27/29
www.loc.gov
Ahí oficialmente el gobierno de Estados Unidos pidió disculpas a todos los afectados.
28/29
www.loc.gov
En la medida se dijo que esa acción en contra de tantas personas de origen japonés, fue causada por racismo, pánico causado por la guerra y falta de liderazgo político.
29/29
www.loc.gov
La compensación económica que tuvo que pagar el gobierno de Estados Unidos, llegó a $1,600 millones.
Contáctanos