área de la Bahía

Comprar o alquilar una vivienda es imposible para personas de clase media en el Área de la Bahía, según una encuesta

Una persona de clase media es aquella que gana anualmente entre $80,000 y 165,000.

The hot housing market is pushing more people to rent and researchers are seeing more renters who don't want to live in apartments and who would rather live in the suburbs.

Todos sabemos que se necesita mucho dinero para ser propietario o alquilar en el Área de la Bahía, pero una nueva encuesta muestra un detalle revelador de lo doloroso que puede ser desde el punto de vista financiero.

El agente de bienes raíces Michael Billings tiene una unidad en San Francisco valorada en $1.5 millones y espera venderla en cuestión de días.

“El precio medio de los condominios en San Francisco es de $1,25 millones, y el de las viviendas unifamiliares es de $1,75 millones”, dijo.

Un nuevo estudio realizado por el Centro Terner para la Innovación en Vivienda de UC Berkeley dijo que cada vez más casas en gran parte del Área de la Bahía están fuera del alcance de la clase media, definida como aquellas que ganan entre $80,000 y $165,000 por año.

“En San Francisco tienes que ganar más de $200,000 para pagar una casa en el segmento más bajo del mercado inmobiliario y se supone que estas son casas iniciales”, dijo David García del Centro Terner para la Vivienda.

El informe del Centro Terner dijo que, en 2010, el 47% de las viviendas en venta eran asequibles para miembros de la clase media. En 2019, eso se redujo al 24%.

En los condados Alameda y Santa Clara, la disminución es aún más pronunciada. En 2010, el 64% de la clase media podía permitirse una vivienda. En 2019, eso se redujo a alrededor del 30% en esos condados.

“Hemos visto un crecimiento salarial del 23% en 10 años”, dijo García. “Pero eso palidece en comparación con los precios de las viviendas que subieron un 180 %”.

El estudio muestra que también se está volviendo más difícil para los inquilinos. Aproximadamente la mitad de los inquilinos del Área de la Bahía están gastando una mayor parte de sus ingresos en vivienda en 2019 que en 2010.

“Podría ser hora de comenzar a pensar en otra cosa potencialmente si alguna vez quiero comprar una casa”, dijo Karli Grigsby, una inquilina de San Francisco.

Pero hay esperanza para algunos buscadores de casas, si puede ser paciente y flexible.

Contáctanos