Comprometidos a investigar quejas de uso excesivo de fuerza

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    TELEMUNDO 48

    La policía de San José dio a conocer detalles de su programa para equipar a todos sus oficiales con cámaras corporales.

    La ciudad y la Asociación de Oficiales de la Policía de San José llegó a un acuerdo que busca transparencia en casos en que oficiales se enfrenten a sospechosos, protección de la privacidad de víctimas y la prohibición de manifestantes en demostraciones de libertad de expresión.

    San José: se reúne policía, alcalde y residentes

    San José: se reúne policía, alcalde y residentes
    La policía de San José y representantes de la ciudad llegaron a un acuerdo para que oficiales porten cámaras corporales. (Publicado viernes 15 de mayo de 2015)

    [Relacionado: Cámara baja pone freno a los dreamers]

    El acuerdo coincide con nuevas conversaciones entre representantes de la ciudad, la policía y residentes sobre los preocupantes encuentros violentos que se han dado entre uniformados y civiles en los últimos meses.

    Lorena Valdez fue una de las más de 100 residentes que se dio cita el jueves en la noche en la iglesia metodista St. Paul, en 10th Street, para dar testimonio de su experiencia. Su esposo Antonio murió baleado por oficiales de la Universidad Estatal de San José y a pesar de que estos tenían cámaras en sus uniformes, Valdez no ha tenido acceso a las imágenes del encuentro mortal.

    “Los policías le dieron dos balazos por detrás y lo mataron”, dijo Valdez. “Ya tengo 15 meses sin saber por qué”.

    Los presentes pidieron que los supuestos casos de fuerza excesiva por parte de agentes de la policía sean investigados detalladamente y de forma independiente, al igual que se detenga lo que la comunidad ha llamado “la discriminación racial” hacia las minorías raciales. Un informe reciente detalla que los hispanos y los afroamericanos son detenidos con más frecuencia por oficiales del departamento que los blancos.

    La corporación dijo estar dispuesto a comprometerse para recuperar la confianza de los residentes.

    [Relacionado: En una Biblia ocultaba arma presunto narcotraficante]

    “Lo que he oído hoy es que están asustados”, dijo Edgardo García, jefe asistente del departamento. “La comunidad está asustada y es el trabajo de nosotros mantener la fe en la policía”.

    Para el alcalde Sam Liccardo, una de las soluciones es equipar a los oficiales con las cámaras corporales.

    “Me he comprometido a gastar el dinero para comprar cámaras de uniforme por cada miembro de la policía”, dijo Liccardo.

    La oficina del alcalde también se comprometió a expandir las investigaciones de quejas contra oficiales al mismo tiempo de que se realice una reconstrucción interna del departamento.