Tras ardua lucha familia hispana es deportada

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Tras una ardua lucha, la familia hispana que tenía orden de deportación abandonó el país el miércoles rumbo a México. (Published jueves 17 de agosto de 2017)

    Ardua fue la lucha de la familia Sánchez por intentar extender su fecha de deportación para permanecer en el país durante un año más y ver a sus hijas graduarse de la universidad y la preparatoria.

    El miércoles, María Mendoza Sánchez junto a su esposo y su hijo menor tomaron voluntariamente un avión rumbo a México luego de que inmigración les negará la oportunidad de continuar en el país.

    "Este es el momento que esperaba que nunca llegara", dijo Sánchez antes de abordar su vuelo.

    Sánchez fue enfermera en el Hospital Highland donde brindaba cuidados a pacientes de cáncer y con enfermedades del corazón. María estuvo por 15 años intentando obtener su estatus legal en EEUU.

    La pareja junto a su hija mayor ingresaron ilegalmente al país y tuvieron 3 hijos más.

    La hija mayor de la pareja está amparada por el programa de DACA por lo que puede permanecer en el país, mientras que otro de sus hijos esta por graduarse dentro de un año en biología humana de la Universidad de California en Santa Cruz.

    El caso de la familia Sánchez fue defendido por la senadora Dianne Feinstein quien a través de un comunicado expresó su sentir antes de la deportación "María y Eusebio Sánchez viven en este país desde hace más de 20 años, son padres trabajadores que crían a cuatro hijos, tres ciudadanos y uno protegido por DACA", Feinstein agregó “ellos no tienen antecedentes penales, pagan impuestos, son dueños de su hogar y contribuyen a este país, es el tipo de gente que debemos recibir en los Estados Unidos con los brazos abiertos".

    Sánchez dijo que no se le permitirá regresar a los Estados Unidos por 10 años.