Reaccionan a fallo del Supremo

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    TELEMUNDO 48
    El fallo de la Corte Suprema desestima cualquier otro reto legal.

    El fallo de la Corte Suprema ha sido visto como un revés para la diversidad y los derechos de las minorías, sobre todo en universidades como la Universidad de California, Berkeley.

    La decisión reafirma la prohibición de utilizar la acción afirmativa en universidades públicas de Michigan, y determina que los votantes de cada estado tienen el derecho de decidirlo.

    El fallo, de seis a favor y dos en contra, también desestima cualquier otro reto legal.

    La prohibición comenzó en California en 1996.

    “La decisión de la Corte Suprema es una decisión racista”, dijo Roland Cruz, portavoz de la organización BAMN, quien se identifica como el demandante en el caso de Michigan. El grupo aseguró que seguirán luchando por la igualdad.

    “Vamos a usar cualquier medio necesario incluyendo ocupaciones, boicots y marchas en contra de la desegregación de California y todas las universidades públicas de este estado y toda la nación.

    En su voto disidente, la jueza Sonia Sotomayor explicó que aún una legislación democráticamente aprobada puede oprimir a grupos minoritarios. Sotomayor también citó el descenso de estudiantes latinos y afroamericanos en los campus de Los Ángeles y Berkeley de la Universidad de California desde la aprobación de la Propuesta 209 que prohibió la acción afirmativa.

    “En esta universidad no veo mucha gente que se parece a mí, mismo color, misma cultura”, dijo Cisneros, estudiante en UC Berkeley. “Que la Corte Suprema haya tomado esa decisión no me parece muy bien”.

    La semana pasada, UC Berkeley anunció que de los poco más de 12,800 que cursan su primer año, 2,420 son latinos, un ligero incremento en comparación con el año pasado.

    Cabe destacar que muchas universidades toman en consideración factores socioeconómicos en su proceso de aceptación, lo cual abarca a muchas minorías.