Esperan repetir histórica movilización

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La marcha de 2006 en San José fue considerada una histórica por su magnitud.

    Líderes comunitarios, religiosos y sindicales, fortalecidos por los jóvenes DREAMers, esperan marchar contra las deportaciones y por la necesidad de una reforma migratoria junto a la comunidad inmigrante el primero de mayo con motivo del Día Internacional del Trabajador.

    No solamente se espera una lucha por los derechos del trabajador sino también por sus familias y evitar que estas se separen por medio de las deportaciones.

    La comunidad espera hacer historia en las calles de San José como ocurrió hace ocho años atrás.

    “Estamos llevando a cabo esta marcha para seguir demandando un alto a las deportaciones, una reforma migratoria con camino a la ciudadanía, un alto a la separación de familias y por supuesto el respeto a los trabajadores”, dijo Martha Campos, de la organización LUNA.

    “Lo único que estamos pidiendo es que salga gente que apoye esto”, dijo Karla Navarro, quien se unió a la Coalición Marcha Primero de Mayo con el conocimiento de que para detener las deportaciones se han perdido guerras, pero no la batalla.

    La marcha del 2006 fue histórica y simbólica, pero no se ha vuelto a ver un espíritu inmigrante de esa magnitud después de ello, aun cuando las injusticias no han cesado y cada día 1,100 familias están siendo criminalizadas.

    Habrá dos salidas para esta marcha, una desde la Iglesia Nuestra Señora de Guadalupe y una segunda en la esquina de la calle Story y King Road. Ambas son a las 3:00 p.m. Ambas se dirigirán hasta el ayuntamiento de la ciudad.