Inmigración

Inmigración

Habla padre detenido por ICE cuando compraba pan y leche

Moisés Pérez dejó Honduras debido a que la vida en su país "está dura".

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Apresan hermanos inmigrantes y dejan uno en libertad

    Moisés Pérez y su hermano fueron parte de los arrestados por ICE en un operativo de siete días en Filadelfia. Uno de ellos está en libertad.

    (Publicado miércoles 23 de mayo de 2018)

    PENSILVANIA - Un padre soltero en busca de un mejor futuro para sus tres hijas: ese es el perfil de Moisés Pérez, oriundo de Honduras, quien fue sorprendido por agentes de inmigración al sur de Filadelfia justo cuando salía de comprar pan y leche en una repostería.

    “Me vine para acá (Estados Unidos hace 4 años) para que mis hijas tuvieran una mejor vida. La única que está conmigo aquí es la mayorcita, de 14 años, para ayudarme con todo”, declaró el inmigrante quien tras haber sido interrogado fue dejado en libertad con la condición de que se presente a las citaciones de ICE con regularidad.

    Pérez destacó que “la vida en Honduras está dura”. Y casi sin expresión explicó que se refiere a la carencia de trabajo y la violencia que redunda en la mala calidad de educación que le puede dar a sus vástagos.

    “Mi esposa la perdí hace unos años, porque murió”, relató el padre soltero. La mayor de sus hijas lleva seis meses con él en Filadelfia con ansias de estudiar y “echar hacia delante”.

    Moisés recordó que la mañana del martes, cuando fue intervenido por los agentes de inmigración, primero fueron a su casa, mientras su hija se alistaba para la escuela, pero ninguno se atrevió a abrir la puerta cuando tocaron porque no les presentaron una orden de detención.

    Sin embargo cuando se dispuso a continuar con su día lo apresaron para el interrogatorio y le dieron como excusa que lo dejaban en libertad por el cuidado de la menor, según dijo el inmigrante.

    “Me quitaron mi celular, las llaves de la casa y el teléfono (dixit) Yo quería llamar a mi hija, pero en esos momentos sentí que me rendía, que no había más nada que hacer. Me llevaron a mi casa, para verificar que era cierto que vivía con mi hija y le preguntaron a ella unas cuantas cosas. Ella se espantó, por las cosas que dicen por ahí, pero me dejaron libre”, manifestó.

    Lo que no se esperó fue que al tiempo que lo liberaron detuvieron a su hermano, José Pérez, quien estaba de visita para buscar comida en la vivienda. “Mi hermano es una persona de bien que va de la casa al trabajo nada más como yo. Lo único que me dijeron es que en tres días me dan la resolución de su caso”.

    Pérez labora como lavaplatos en un restaurante del sur de Filadelfia y con esos recaudos intenta ayudar a sus otras dos hijas, de 12 y 5 años, quienes están bajo el cuidado de una persona allegada a la familia en su natal Honduras. Su idea es traerlas a todas tan pronto se normalice su situación. “Quiero que mis hijas vivan el sueño americano, que estudien y tengan una mejor vida”.

    Las imágenes de la captura de Moisés cuando fue detenido fueron captadas por las cámaras de vigilancia del comercio del que salía y rápidamente se hicieron virales. 

    ICE por su parte envió una comunicación escrita el martes en la que estableció que ejecutaron un operativo de 49 arrestos en Filadelfia en los pasados siete días para personas ofensoras de la ley o con delitos previos.