Caos y desesperación tras fatal explosión

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    ¿La calidad del sueño puede afectar la memoria?
    Foto/AP

    ANKARA (Turquía) – Cientos de mineros murieron por culpa de una explosión en una mina de carbón el martes y las autoridades temen que el número de fatalidades suba drásticamente ya que cientos más aún se encuentran desaparecidos.

    La explosión se tornó en incendio, matando a unas 150 personas y dejando atrapados a cientos bajo tierra, informó la agencia de manejo de desastres en momentos que lanzaba una operación masiva de rescate.

    No estaba claro de inmediato cuántos mineros más estaban atrapados en la mina de carbón del poblado de Soma, a unas 155 millas al sur de Estambul.

    Las autoridades dicen que el desastre siguió a una explosión a incendio en un centro de distribución de electricidad.

    Un funcionario del gobierno dijo a The Associated Press que se espera que el saldo de fallecidos aumente.

    El ministro turco de Energía, Taner Yildiz, dijo que la situación era "preocupante" y que los esfuerzos de rescate durarían hasta la mañana.

    Anteriormente, la agencia de manejo de emergencias dijo que unas 20 personas fueron rescatadas, 11 de ellas con lesiones.

    Imágenes de televisión mostraron a una multitud congregada en el lugar aplaudiendo cada vez que algún minero atrapado salía, ayudado por los rescatistas, con el rosto y las manos cubiertos de hollín.

    El accidente ocurrió durante un cambio de turno, de manera que no se conoce el número exacto de mineros atrapados. Las autoridades han dicho que la explosión dejó atrapados entre 200 y 300 mineros, pero la agencia de manejo de desastres dijo posteriormente que la cifra era de "más de 200".

    No había información sobre el estado de los mineros atrapados, pero la agencia dijo que las autoridades se preparaban para la posibilidad de que el saldo de fallecidos aumente significativamente y comenzaron a coordinar la instalación de una cámara refrigerada para guardar los cadáveres recuperados.

    "Ya se desarrollan operaciones de rescate. Espero que podamos rescatarlos", dijo el primer ministro Recep Tayyip Erdogan en comentarios en la televisión. Su despacho dijo que Erdogan pospuso una visita de un día a Albania el miércoles para ocuparse del accidente y que visitaría Soma.

    Los rescatistas estaban bombeando aire al interior de la mina y estaban llegando al área equipos de rescate de regiones vecinas. Se impedía el acceso de los periodistas a la mina, pero un testigo dijo a NTV que vio salir ambulancias del lugar de los hechos.

    Pero los esfuerzos de rescate son dificultados por el hecho de que la mina está formada por túneles de varios kilómetros de largo, dijo Cengiz Ergun, funcionario provincial de Manisa, a la que pertenece Soma.

    Cientos de personas se reunieron frene a la mina y el hospital de Soma en busca de noticias sobre sus familiares. La televisión NTV dijo que la gente comenzó a aplaudir cuando los mineros rescatados llegaron en ambulancias. Entrevistados por la agencia de noticias Dogan, algunos se quejaron de la falta de información del gobierno y la compañía sobre la situación de los obreros atrapados.

    En Turquía son comunes los accidentes mineros porque las condiciones de seguridad son deficientes.

    El peor desastre minero del país ocurrió en 1992 cuando una explosión de gas mató a 263 trabajadores cerca del puerto de Zonguldak, en el Mar Negro.