EU ataca a estado islámico en Irak

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE

    TIFLIS, Georgia -- Estados Unidos lanzó el domingo ataques aéreos en los alrededores de la presa Haditha, en el oeste de Irak, en lo que constituye el primer ataque en la zona contra insurgentes del grupo Estado Islámico en un intento para impedir que capturen ese importante complejo de infraestructura.

    Funcionarios estadounidenses dijeron que a pesar de que los iraquíes tienen el control de la presa en la provincia de Anbar, la incursión tuvo como propósito repeler a los extremistas que podrían intentar apoderarse de varias presas cruciales en diversas partes del país, incluida la Haditha.

    Video: EU ataca a estado islámico en Irak

    Video: EU ataca a estado islámico en Irak
    (Publicado domingo 7 de septiembre de 2014)

    "Lanzamos los ataques aéreos para impedir que los terroristas aumenten su amenaza contra la seguridad de la presa, cuyo control mantienen las fuerzas de seguridad iraquíes con apoyo de tribus suníes", dijo en un comunicado el secretario de prensa del Pentágono, el contralmirante John Kirby.

    La prensa es una fuente importante de agua y de energía eléctrica, y la incursión aérea estadounidense se efectuó a solicitud del gobierno iraquí, agregó.

    Los funcionarios que hicieron las declaraciones sobre el particular acompañan al secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, quien se encontraba en Georgia para sostener conversaciones con diversas autoridades de este país, incluidos del sector defensa. Hagel visita la ex república soviética de Georgia después de asistir a la cumbre de la OTAN que duró dos días en Gales, Gran Bretaña.

    En agosto, combatientes del Estado Islámico emprendieron una ofensiva para la captura de la presa Haditha, que tiene seis generadores de energía. El lugar es la segunda represa más grande de Irak.

    Sin embargo, las fuerzas iraquíes con respaldo de tribus suníes han logrado repeler a los combatientes del Estado Islámico.

    El grupo capturó en agosto la presa Mosul en el norte de Irak, pero la abandonó ante los persistentes ataques aéreos estadounidenses. Aunque los rebeldes intentan recuperarla, Estados Unidos los mantiene a raya con ataques aéreos.