California muestra su fuerza en pleito de agua con agricultores

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    FRESNO, Calif. – Reguladores de agua en California ordenaron a un grupo de agricultores a dejar de surtirse de un ramal del Río San Joaquín en medio de una guerra que ha escalado sobre cuanto poder el estado tiene para proteger cuerpos de agua que se están secando debido a la sequía.

    La Junta para el Control de Recursos Hídricos de California emitió una orden de cese y desista el jueves en contra del West Side Irrigation District en Tracy, ubicado en el Valle Central, argumentando que el distrito no obedeció una advertencia de detener la irrigación.

    Esta acción, que podría incluir multas considerables, es la primera en momentos en que agricultores, ciudades y corporaciones están buscando formas de proteger los derechos sobre el agua asegurados mucho antes que la costa oeste comenzara a poblarse en grandes proporciones y los cuales se han mantenido casi inmune a las reducciones obligatorias en el consumo de agua.

    [Relacionado: Contaminación en sistemas públicos de agua]

    “He realizado inversiones como agricultor basado en las leyes que gobiernan”, dijo David Phippen, quien cultiva almendras en South San Joaquin Irrigation District. “Ahora, alguien está cambiando la ley con la que dependemos”.

    Phippen dijo que su abuelo pagó una suma exagerada en la década de 1930 por cientos de acres ya que estos incluían derechos sobre el agua invulnerables.

    “En el mundo del agua, los derechos antes de 1914 eran considerados oro”, dijo Ed Casey, un abogado que se especializa en el preciado líquido y quien añadió que la lucha entre la junta reguladora y los agricultores “pone a prueba las limitaciones de ese pedazo de oro”.

    Algunos de estos distritos de irrigación han presentado varios desafíos legales que no se han resuelto para detener las exigencias del estado.

    [California: aumenta actividad del virus del Nilo Occidental]

    West Side Irrigation logró una victoria la semana pasada cuando un juez de Sacramento dijo que la orden inicial del estado de no pompear agua significaba una violación inconstitucional al derecho de un debido proceso al no permitir audiencias antes del recorte.

    La Jueza de la Corte Superior Shelleyanne Change también indicó que la junta reguladora puede aconsejar a los agricultores con derechos sobre el preciado líquido a disminuir el uso y multarlos si la agencia determina que se excedieron el límite.

    Aun cuando el estado tenga éxito imponiendo restricciones, se encontrará con desafíos para asegurarse que los agricultores en áreas más remotas no están desviando agua de forma ilegal.

    El estado solo tiene 23 inspectores quienes han realizado 250 visitas a los campos desde mayo, cuando el estado comenzó a enviar más de 9,000 cartas a agricultores informando a agricultores y usuarios de grandes cantidades de agua de disminuir la irrigación de ríos y riachuelos, dijo Kathy Mrowka, gerente para la ejecución de derechos del agua del estado.

    [Relacionado: En medio de la sequía, baja el consumo de agua pero sube la factura]

    Mientras tanto, las cortes deben de resolver cuando el estado tiene el poder de decirle a agricultores que deben de hacer con el agua reclamada antes de que el gobierno se involucrara en 1914.
    Buzz Thompson, abogado experto en derechos del agua en la escuela de derecho de la Universidad de Stanford, espera que California prevalezca en este pleito ya que las cortes han expandido su autoridad de forma consistente.

    “Es solo cuando tienes una sequía bien seria que finalmente enfrentas la pregunta”, dijo Thompson.

    Aquellos con derechos sobre el agua en California tendrán que regirse bajo medidas más estrictas a partir del próximo año tras años de pelear los intentos de reformar las leyes.