Hacia adelante advertencia a las bebidas azucaradas

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    SAN FRANCISCO – Los supervisores de San Francisco votaron de forma unánime a favor de colocar advertencias de salud en los anuncios de sodas y otras bebidas azucaradas, argumentando que estas contribuyen a problemas de salud.

    La industria de la soda dijo que podría demandar para bloquear la ordenanza, aprobada el martes, mientras que partidarios dijeron que intentarán de ampliar el requisito de la advertencia más allá de la ciudad.

    [Relacionado: Víbora muerde a niña en Pittsburg]

    Si la ordenanza recibe un segundo apoyo de la junta la próxima semana—y si el alcalde Ed Lee no lo veta—San Francisco se convertiría en la primera ciudad de Estados Unidos en requerir este tipo de advertencia en la publicidad de bebidas azucaradas.

    Los esfuerzos para implementar dichas advertencias no tuvieron éxito el año pasado, al igual que una medida para imponer un impuesto en las bebidas.

    “Otro intento de implementar un impuesto en la bebidas azucaradas está siendo considerado”, dijo John Maa, cirujano general y miembro de la junta de la Asociación Americana del Corazón en San Francisco, ente que presionó para que la ordenanza fuese aprobada. Haa dijo que activistas buscan expandir la advertencia a nivel estatal.

    La ordenanza define las bebidas azucaradas como aquellas con más de 25 calorías por endulzantes por cada 12 onzas. Esto significa que bebidas como Coca-Cola Zero y otras bebidas sin calorías no requerirían una advertencia, pero los anuncios de la Coca-Cola regular tendrían un aviso.

    [Relacionado: La grasa o el azúcar, ¿qué engorda más?]

    La ordenanza también requiere advertencias para otros productos como bebidas deportivas y energizantes, aguas vitamínicas y té helado que excedan el límite de 25 calorías. La leche y jugos de fruta y vegetales 100 por ciento naturales están exentos.

    El aviso leería: “ADVERTENCIA: Tomar bebidas con azúcar añadida contribuye a la obesidad, diabetes y caries. Este es un mensaje de la Ciudad y el Condado de San Francisco”.

    La ordenanza impondría la advertencia en publicidad impresa dentro de los límites de San Francisco, incluyendo vallas, muros taxis y autobuses. El aviso no aplicaría a publicidad en periódicos, emisiones o el Internet.

    Las latas y botellas de soda no tendrán que tener la advertencia.

    [Relacionado: Conoce los síntomas de la prediabetes]

    La ordenanza fue aprobada en una votación 11-0, y los supervisores también aprobaron dos medidas dirigidas a reducir el consumo de bebidas azucaradas.

    Una de las propuestas eliminaría los anuncios de sodas en propiedad municipal, como se prohíbe para los anuncios de tabaco y alcohol.

    “Estos no son productos inofensivos que saben bien”, dijo el supervisor Scott Wiener, quien redactó la propuesta para colocar las advertencias. “Estos son productos que están enfermando a las personas, y debemos de tomar acción.

    Una lata de 12 onzas de Coca-Cola regular contiene 140 calorías, todo de azúcar. La lata contiene 39 gramos de azúcar añadida, o unas 9 cucharaditas. Una cucharadita de azúcar contiene alrededor de 16 calorías.

    Alrededor del 32 por ciento de los niños y adolescentes en San Francisco están sobrepeso u obesos, según un estudio del 2012 del Centro de California para la Defensa de la Salud y el Centro de UCLA para la Investigación de Políticas de Salud. Estas cifras son menores que en otras ciudades de California como Los Ángeles, San José y Sacramento.