Proponen multa histórica para distritos que roben agua

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    SACRAMENTO, Calif. – Reguladores en California propusieron una multa, la primera en su clase, de $1.5 millones para un grupo de agricultores en el Valle central acusados de tomar agua de forma ilegal durante la sequía.

    Esta sería la primera vez que se implementa una multa a un individuo o distrito con derechos sobre el agua de hace más de 100 años, también conocido como titulares sobre los derechos de agua.

    La acción refleja el aumento en la severidad de la sequía en California, que ya llegó a su cuarto año y que ha provocado al estado exigir recortes a aquellos que históricamente han estado cobijados bajo la conservación obligatoria.

    [Relacionado: California muestra su fuerza en pleito de agua con agricultores]

    La Junta para el Control de Recursos Hídricos de California dijo que el Byron-Bethany Irrigation District tomó agua de forma ilegal de una planta de bombeo aun luego de recibir una advertencia en junio que no había suficiente agua para obtener de forma legal.

    Apoyándose de los derechos sobre el agua que se remontan al 1914, el distrito sirve a unas 160 familias agricultoras en tres condados del Valle Central y a una comunidad residencia de 12,000 personas. El distrito estima perder $65 millones en cosechas debido a las restricciones en el consumo de agua.

    El administrador general Rick Gilmore dijo que conocía de la penalidad ni estaba al tanto de los detalles. El agua que el estado cree fue tomada de forma ilegal pudo haber sido un abastecimiento adicional comprado por el distrito, añadió.

    [Relacionado: ¡Agua del inodoro para combatir la sequía!]

    El distrito demandó al estado por la advertencia que realizó la junta reguladora en junio para dejar de tomar agua inmediatamente porque la cuenca se estaba secando demasiado para satisfacer la demanda.

    La junta envió más de 9,000 avisos en todo California, advirtiendo que no existía agua suficiente para que existieran derechos sobre el preciado líquido.

    Inspectores estatales han realizado alrededor de 1,200 investigaciones en el último año pero solo reprimieron dos distritos. Oficiales dijeron que Byron-Bethany fue atacado porque estaba desafiando públicamente a la junta.

    Oficiales estales anticiparon que van a ir detrás de más distritos e individuos este verano.

    “Nuestros recursos están un poco limitados aquí, y estamos tomando casos como podemos para luego desarrollarlos”, dijo Andrew Tauriainen, fiscal de la junta.

    [Relacionado: Aumenta el reciclaje de agua por la sequía]

    Byron-Bethany tiene 20 días para pedir una audiencia ante la junta para impugnar la multa, aunque se desconoce cuanto tiempo pueda tomar resolver el caso. La penalidad máxima que la junta de cinco miembros evaluar es de $5 millones, dependiendo la forma en que el agua fue utilizada.

    La junta también emitió una orden de cese y desista la semana pasada en contra del West Side Irrigation District para que no tomara más agua. El distrito también presentó una demanda desafiando los recortes de la junta.

    Los tribunales no han resuelto el debate sobre si la junta tiene la autoridad de demanda recortes a los agricultores, ciudades e individuos con los derechos más antiguos sobre el agua.