Liccardo pide repensar la política de liberación de indocumentados

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    NBC Bay Area
    Sam Liccardo visitó un refugio para indigentes en su primer día como alcalde de San José.

    El alcalde de San José Sam Liccardo envió una carta a oficiales del condado de Santa Clara de revisar la política de no notificar a autoridades federales la liberación de inmigrantes indocumentados convictos por delitos graves, esto tras la muerte de Kathryn Steinle en San Francisco, presuntamente a manos de un convicto que ha sido deportado en múltiples ocasiones.

    Liccardo envió la misiva el 10 de julio, varios días después de que Steinle fuese baleada mortalmente en el área de Embarcadero, a Dave Cortese, presidente de la Junta de Supervisores de Santa Clara.

    [Relacionado: Conoce qué son las ciudades santuario]

    En la misma, Liccardo indica que aunque ha realizado esfuerzos para ayudar a la población inmigrante de la ciudad, como lo es la impulsión de la Oficina del Inmigrante no está de acuerdo en el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE) no sea notificada cuando agencias locales liberan a indocumentados convictos por algún delito grave.

    “Cualquier política que acelera la liberación de criminales predadores nos hace sentir menos seguro”, expresó Liccardo, quien añadió que sin un cambio a esta política, tragedias como la ocurrida en San Francisco serán “inevitables”.

    El condado de Santa Clara, que cuenta con la tercer población de inmigrantes indocumentados más grandes de Estados Unidos, está en la lista de más de 200 ciudades, condados y estados del país que implementaron la política de “ciudades santuario” para inmigrantes indocumentados.

    [Inmigración: Piden poner la lupa en centros de detención]

    Activistas pro inmigración criticaron al alcalde, argumentando que sus expresiones en la carta van en contra de sus esfuerzos para que la relación entre inmigrantes y agencias del gobierno sea más estrecha, reportó el diario San Jose Mercury News.

    Esta práctica fue debatida entre los supervisores en el 2011 y 2013, indicó Liccardo en su carta, en la que se aconsejó que las agencias locales honraran las peticiones de ICE de retener a inmigrantes indocumentados con historial criminal violento. Sin embargo, la junta no llegó a ningún acuerdo.

    La muerte de Steinle provocó el alza de voces, de todo el espectro ideológico, para que las agencias locales del orden cooperen con las autoridades de inmigración.

    Reportes indican que las senadoras de California Dianne Feinstein y Barbara Boxer están trabajando en una legislación que requiera que rodas las agencias del orden cooperen con ICE. La Cámara Baja aprobó un proyecto de ley que busca destinar a gobiernos locales que rehúsen cooperar con la agencia federal, aun después de que la Casa Blanca amenazara con vetarlo.

    Nota editorial: Una versión de este artículo no especificó que el alcalde busca cambiar la política de liberación de inmigrantes indocumentos convictos por un delito grave.