Policía: turistas tomaron fotos de sospechoso de homicidio en Pier 14

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    NBC Bay Area

    SAN FRANCISCO – Detectives de la policía testificaron el martes que turistas tomaron fotografías de un sospechosos de homicidio momentos antes y después que este supuestamente disparara al azar, matando a una mujer en Pier 14.

    Ninguna de las fotos presentadas en corte muestra claramente el rostro del sospechoso.

    El sospechoso parece compartir la misma complexión delgada que Juan Francisco López Sánchez, quien fue acusado de homicidio por el tiroteo que cobró la vida de Kathryn Steinle el 1 de julio.

    [Relacionado: Conoce qué son las ciudades santuario]

    El tiroteo reavivó el debate sobre las políticas federales de inmigración en torno a convictos. López Sánchez había sido deportado en cinco ocasiones y era buscado por autoridades de inmigración para una sexta deportación.

    López Sánchez regresó a la corte el martes fuertemente encadenado en la cintura y los tobillos. El hombre mostraba un tic en su pierna y miró mayormente hacia el suelo durante la audiencia.

    Se espera que el testimonio sobre las fotos y otra evidencia continúen el miércoles. La audiencia preliminar se produjo para determinar si existe evidencia suficiente para programar un juicio por asesinato.

    Fiscales mostraron una “selfie” tomada de Steinle, su papá y un amigo de la familia momentos antes de que la mujer de 32 años muriera tras ser baleada en el popular punto turístico de San Francisco.

    “Estaban haciendo cosas de turistas”, dijo Nico Discenza, detective de homicidios de la policía.

    [Relacionado: Broma sobre mexicanos perjudica a restaurante]

    Inmediatamente después de que Steinle fuese baleada, un turista que se hospedaba en un hotel al otro lado de la calle del muelle tomó dos fotos de un hombre que estaba caminando de prisa de la escena. Detectives y fiscales dijeron que el hombre de la foto es López Sánchez.

    Una mujer de China tomó una foto del grupo poco antes del tiroteo, captando al mismo sospechoso sentado en una silla en el muelle mientras Steinle caminaba.

    Antes del tiroteo, Lopez Sanchez había sido transferido a una prisión en San Francisco por una orden de arresto de un caso de posesión de marihuana de hace dos décadas, esto luego de completar una sentencia en la prisión federal por su rentrada ilegal a Estados Unidos.

    Luego de que la fiscalía local decidiera retirar los cargos a pesar de que autoridades de inmigración emitieran una orden de retención.

    San Francisco y otras ciudades y condados ignoran peticiones de las autoridades de inmigración de detener a prisioneros que se cree son indocumentados.

    [Relacionado: “Bebés ancla”: Bush intenta aclarar el tema]

    El alguacil de San Francisco Ross Mirkarimi dijo que al liberar a López Sánchez, estaba siguiendo las leyes locales. Pero líderes políticos, incluyendo a demócratas como la senadora de California Dianna Feinstein y la precandidata presidencial Hillary Clinton, dijeron que López Sánchez debió haber estado detenido.

    El alcalde de San Francisco, Ed Lee, también criticó al alguacil, argumentando que Mirkarimi debió notificar a oficiales de inmigración la inminente liberación de López Sánchez.

    López Sánchez se declaró no culpable de los cargos de homicidio. Su defensor público, Matt González, dijo que el tiroteo pareció haber sido accidental.

    Lopez Sánchez dijo en una entrevista desde la cárcel a una estación de televisión local que encontró la pistola envuelta en una camisa en el muelle y de disparó de forma accidental cuando la agarró.

    Te puede interesar: Con limonada y galletas, hermanos ayudan a niñera que enfrenta desalojo