“Monjas” californianas cultivan marihuana para enfermos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    10 consejos para dormir bien

    La “hermana Kate” y la “hermana Darcy” cultivan marihuana para ofrecerla como cannabis medicinal, como extracto en aceite y bálsamo. Ambas han formado “Sisters of the Valley” un pequeño establecimiento en Merced, California.

    Aunque visten como monjas, ni Kate, ni Darcy son religiosas, pero utilizan el hábito como protesta. En el 2011 el Congreso de los Estados Unidos llegó a decir que una pizza era un vegetal, por lo que Kate decidió vestirse de monja “si una pizza es vegetal, yo seré una monja”. De ahí nació el usar el hábito.

    Ambas “hermanas” luchan para evitar la prohibición del cultivo de marihuana para uso terapéutico en Merced.

    Su negocio siempre ha sido transparente para evitar cualquier sospecha de venta de cannabis para uso recreacional. A decir de la “hermana” Kate, cuyo nombre real es Christine Meeusen, su “misión espiritual” es sanar enfermos.

    Los estudios actuales sobre las cualidades medicinales de la marihuana son pocos, los que existen se encuentran en etapas tempranas de observación.

    Algunos médicos suguieren el posible uso de la cannabis dentro de los tratamientos en pacientes con Alzheimer, artritis, asma, cáncer, dolor crónico, epilepsia, glaucoma y esclerosis múltiple. Sin embargo, es destacable que hasta el momento ningún estudio médico formal demuestra su efectividad.

    Existen casos como el de la pequeña Grace en Monterrey, México, donde sus padres aseguran haber visto una disminución de los ataques epilépticos que sufre la pequeña. La batalla legal ha sido complicada para ellos, pero el gobierno mexicano les ha autorizado, la primera vez en que se hace en el país, la importación del aceite de cannabis para el tratamiento de la pequeña tratamiento.

    Desde que nació, el síndrome que la niña padece había ido deteriorando su salud, sin que ningún fármaco ni cirugía pudieran ayudarla. A decir de sus padres, el aceite de cannabis  ha logrado que sus convulsiones disminuyan hasta en un 40%.

    Con información de Emol.com y Theguardian.com