Venezuela: diputado se quita la ropa en pleno Parlamento

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018
    EFE

    CARACAS - El diputado venezolano Gilber Caro se quitó el martes la ropa durante un debate en el Parlamento hasta quedar semidesnudo para protestar por las "torturas" que, según la Cámara, ha recibido el también legislador opositor Juan Requesens, acusado por el fallido atentado contra el jefe de Estado, Nicolás Maduro.

    "La dignidad de un hombre no está en la ropa, la dignidad de un hombre y de esta institución no está en lo que llevamos puesto", dijo Caro mientras se desprendía de su vestimenta frente a decenas de colegas que le aplaudían.

    Este gesto se produce después de que el jueves pasado circulara en las redes sociales un video que muestra a Requesens, de 29 años, sin pronunciar una palabra y vestido solo con una ropa interior que tenía rastros de lo que parece excremento.

    La Asamblea Nacional, de mayoría opositora, repudió el martes estas imágenes "que demuestran las condiciones que reflejan no solo tratos crueles y degradantes, sino incluso torturas" contra el diputado.

    Caro, que estuvo preso más de un año siendo diputado y fue acusado desde el Gobierno de supuestamente poseer armas y explosivos, pidió al Legislativo unirse para defender a Requesens, cuya inmunidad ha sido "violentada" por el chavismo.

    "Todo nuestro apoyo, hermano Requesens, todo nuestro apoyo a los presos políticos", agregó.

    En el caso de Requesens, detenido hace una semana y tres días después de que dos drones explotaran en un acto público con militares que encabezaba Maduro y del que salió ileso, el Legislativo repudió el trato que ha dado el Ejecutivo, la Fiscalía y el Poder Judicial.

    La Cámara insiste en calificar como "desaparición forzada" los cinco días que pasó el legislador sin tener contacto con familiares y abogados, y durante los cuales el chavismo publicó videos en los que Requesens acusa al expresidente del Parlamento Julio Borges y a otras personas por el fallido atentado.