Becan a niño vendedor de dulces captado en foto

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Becan a niño vendedor de dulces captado en foto

    El menor mexicano hacía su tarea en el piso mientras ayudaba a su madre con las ventas. (Publicado viernes 12 de julio de 2019)

    La historia del pequeño Eduardo Rafael puede tener un final feliz: amante del fútbol, originario de una comunidad muy humilde del estado de Michoacán, tiene 12 años, y muchos, muchos sueños, a los que se suma la responsabilidad con la cautivó a miles.

    "Me gusta leer, jugar, entretenerme con algo; las matemáticas, me gustan las ciencias", dice Eduardo.

    Lalo, como le llaman sus amigos, es el protagonista de una foto que le dio la vuelta a internet. En ella, se le ve haciendo la tarea de la escuela en plena calle y sobre el piso; todo, mientras espera su turno para trabajar con su mamá, que se dedica a vender dulces en un crucero de la capital de Michoacán.

    "Lo hace para ayudarnos y es una buena mamá por eso", opina Eduardo sobre su madre.

    Lo que Lalo, su madre y su hermanita, de 10 años, nunca imaginaron es que la imagen significaría un nuevo comienzo.

    "Es que ese ese señor me anda sacando fotos, le dije ¡déjalo, así son, no le digas nada", recuerda Yolanda Hernández, la mamá de Lalo.

    Niño les gana a adultos con el cubo de Rubik

    Niño les gana a adultos con el cubo de Rubik

    Tiene 11 años y es un genio armando el famoso cubo en competencias.

    (Publicado martes 23 de abril de 2019)

    Las autoridades educativas identificaron al niño y se dieron cuenta de que es un alumno de excelencia.

    Por eso, decidieron otorgarle una beca para que pueda estudiar.

    "Es un niño sobresaliente a pesar de las carencias, me hice ya compadre de Yola, su mamá, y vamos a este niño a acompañarlo en todo su trayecto profesional", afirma Alberto Frutis Solís, secretario de Educación de Michoacán.

    La beca para Lalo cubrirá incluso sus estudios universitarios; sin embargo, las autoridades locales se compremeteron a buscar a más pequeñitos que, como él, quieran superarse y salir adelante.

    "Me dieron una mochila, y luego me sentí feliz", dice Lalo.

    El niño terminó la primaria con excelentes calificaciones y pensó que por falta de dinero ya no estudiaría la secundaria. Pero ahora aprovechará el apoyo hasta convertirse en ingeniero en electricidad, y comprobarles a todos que querer, es poder.