Tal vez piensas que completar el Censo 202 de EE. UU. ayudará al gobierno de alguna manera. En realidad, responder el formulario puede ayudar a que el gobierno te ayude mejor. Primero hay que entender qué es el censo: es la forma en la que el gobierno toma asistencia. Cada 10 años, como lo exige la Constitución, el gobierno federal cuenta el número de personas que viven en los Estados Unidos. Y cuando decimos personas, nos referimos a quienes viven en un lugar determinado, sin importar su edad.

Algunas de las preguntas que se harán en el censo son: cuántas personas viven en esta casa, en qué tipo de casa vive y cuál es tu raza. Entonces, ¿cómo puede ayudarte este formulario? Te explicamos cómo tu participación puede mejorar la vida de tu comunidad.

Paso 1: completar el formulario.

En realidad, el proceso para obtener un formulario del Censo en tus manos comenzó en 2018, cuando la Oficina del Censo de los EE. UU. presentó sus preguntas para el formulario 2020 al Congreso. Desde entonces hasta 2019, la Oficina contrató al personal de apoyo que necesitaba para llevar a cabo su misión. El resultado: el formulario, disponible en inglés y español, junto con 13 idiomas en línea, que lo recibirás entre el 12 y el 20 de marzo. (Para esto, el estado de California ha trabajado arduamente para elevar el conteo, invirtiendo $187 millones en una campaña de divulgación, incluso haciendo su propio mini censo de antemano).

Paso 2: tu formulario vuelve a la sede del censo de EE. UU.

Para el 30 de abril, debes devolver el formulario completo a la oficina del censo de EE. UU. ubicada en Suitland, Maryland (en la foto de arriba). Allí, la Oficina procesa e interpreta los resultados de la encuesta, analizando datos y traduciendo los resultados en estadísticas. Con esta información, la Oficina puede determinar la demografía de la comunidad y mucho más.

Paso 3: los resultados del censo se distribuyen a los gobiernos estatales.

Después que el gobierno federal termina de examinar los formularios, envía resultados a los gobiernos estatales. Estados como California pueden interpretar los datos y determinar las necesidades de la comunidad, justificando la financiación de proyectos. El estado puede dirigir fondos a varios distritos en todo el estado, destinando el dinero para trabajos en carreteras, escuelas, creando oportunidades de trabajo y más.

Paso 4: según los datos del censo, las ciudades pueden obtener dinero.

Los proyectos comunitarios pueden beneficiarse de los resultados del censo. Arriba, funcionarios comienzan la construcción de viviendas comunitarias de bajos ingresos en Long Beach, una empresa que fue posible gracias a una subvención comunitaria. (Sin embargo, se desconoce si este proyecto de vivienda en particular se benefició directamente del último censo).

Paso 5: el censo puede determinar las fronteras del distrito.

Los resultados del censo pueden cambiar la composición del gobierno estatal e incluso impulsar los resultados electorales. Un aumento de la población puede dar derecho a un estado a más representantes en el Congreso. Mientras que la pérdida de población, puede llegar a costar un asiento estatal. Y los resultados del censo también pueden determinar cómo se dibujan las fronteras del distrito, lo que puede afectar los resultados de las elecciones, que, a su vez, ayuda a determinar qué leyes se aprueban.

Paso 6: los datos del censo pueden impulsar el crecimiento empresarial.

Cuando las poblaciones crecen y la demografía cambia, las empresas toman nota. El propietario de un negocio puede ver oportunidades para llegar a su cliente objetivo en lugares que anteriormente no se consideraban rentables. Y cuando llegan nuevos negocios, nuevos trabajos también aparecen.

Contáctanos