Denuncian supuesto incidente racista

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Andrés Brender
    El grupo Students for Racial Equality llevó a cabo una conferencia de prensa en horas de la mañana.

    El grupo Students for Racial Equality se congregó el lunes en la Universidad Estatal de San José para exigir acción por parte de la directiva universitaria ante lo que han catalogado como el “incidente de racismo más reciente” en el campus.

    Una treintena de personas se reunieron frente a la oficina del presidente Mo Qayoumi en horas de la mañana para denunciar las supuestas declaraciones de un miembro de la junta de Tower Foundation, la organización con fines filantrópicos de la universidad, el pasado febrero.

    Según el grupo estudiantil, la miembro de la junta, cuya identidad no ha sido revelada, presuntamente habló de las mujeres latinas de forma peyorativa durante una reunión con varios empleados.

    “I contribute to this university because this little Latinas do not have the DNA to be successful” (“Yo contribuyo a esta universidad porque estas pequeñas latinas que no tienen el ADN para ser exitosas”), fueron las supuestas declaraciones de la empleada.

    En la página de Facebook llamada Student Coalition for SJSU Accountability - SCSA, el grupo estudiantil añadió que un miembro del gabinete del presidente Qayoumi estuvo presente en la reunión al momento de las polémicas palabras pero no dijo nada.

    Una empleada hispana que también estuvo en la reunión, presentó una querella informal pero luego de que la universidad no tomara acción, la empleada decidió presentar una querella formal “acorde con el protocolo de la universidad”, escribió el grupo.

    El grupo indicó que la universidad realizó una investigación este semestre, pero el resultado no ha sido compartido con la comunidad universitaria.

    Ante las alegaciones, Qayoumi confirmó a través de un comunicado que la querella fue presentada a la oficina de Recursos Humanos en agosto y como consecuencia se lleva a cabo una “revisión formal externa”.

    “Un reporte basado en esa revisión fue facilitado a mi oficina hace días y ahora los estamos estudiando con cuidado para determinar los pasos apropiados a tomar”, expresó Qayoumi en el comunicado.

    Qayoumi añadió que su administración toma en serio incidentes de intolerancia luego de que en el 2013 los compañeros de residencia de un estudiante afroamericano que cursaba su primer año de universidad fuese molestado con insultos raciales, parafernalia Nazi y hasta una bandera de la Confederación.

    Qayoumi no recibió a los estudiantes, así que estos dejaron una serie de peticiones pegadas en la puerta de la oficina del presidente.