CÁRCEL DE SAN QUINTÍN

Muere prisionero de San Quintín a causa del COVID-19

TELEMUNDO 48

Un prisionero de San Quintín murió el domingo en un hospital externo, aparentemente por complicaciones relacionadas con el coronavirus COVID-19, dijo el domingo el Departamento de Correcciones y Rehabilitación del estado.

Orlando G. Romero, de 48 años, fue sentenciado a muerte en el condado de Riverside el 28 de agosto de 1996 por asesinato en primer grado y robo en segundo grado mientras estaba armado con un arma de fuego. También fue sentenciado a tres condenas de cadena perpetua: una por intento de asesinato en primer grado armado con un arma de fuego, otra por intento de asesinato en primer grado y otras ofensas numerosas, y la tercera por secuestro / robo mientras estaba armado con un arma de fuego y varios delitos de robo. Fue admitido en el corredor de la muerte el 4 de septiembre de 1996.

Romero es el undécimo prisionero condenado en San Quintín a morir desde fines de junio, dijo el Departamento de Correcciones. Fue el vigésimo prisionero de San Quintín en general en morir por complicaciones de COVID-19, según los Servicios Humanos y de Salud del Condado de Marin.

Derechos de autor BAYCN - Bay City News
Contáctanos