Mitos sobre el metabolismo para mantenerse en forma

Mitos sobre el metabolismo para mantenerse en forma

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    ¿La calidad del sueño puede afectar la memoria?
    ShutterStock

    Cuando de cuidar la figura se trata muchas dietas de moda hablan de un metabolismo lento o acelerado. Pero, ¿es verdad todo lo que se dice?

    La confusión puede ser mucha, por eso aquí te aclaramos los cinco principales mitos:

    “Los individuos más delgados tienen un metabolismo más rápido”. FALSO

    Si bien es cierto el metabolismo si se rige por el tamaño del cuerpo, pero no de la manera que nos han hecho creer. Según el Dr. Yoni Freedhoff, profesor asistente en la Universidad de Ottawa, "individuos flacos, casi invariablemente, tienen metabolismos más lentos; literalmente hay menos de ellos para quemar."

    Esto no lleva a que los individuos con mayor masa corporal tienen un metabolismo mas acelerado. Pero, cuidado, esto es mayor masa muscular, no grasa. Por lo que un buen sistema de dieta deberá enfocarse en reducir la grasa y no músculo.

    VERDAD: La composición de la masa corporal es el principal factor que determina la velocidad del metabolismo.

    “Saltarse una comida aletarga el metabolismo” FALSO

    Comer aperitivos entre comidas se ha vuelto popular entre las diferentes dietas. Según el Dr. Freedhoff, más que acelerar el metabolismo, estos aperitivos ayudan a calmar la ansiedad en aquellos bajo un régimen, pero no acelera el metabolismo de manera significativa.

    Lo que si se debe de cuidad en una dieta es la cantidad y calidad de los alimentos. Es ahí donde se puede tener un cambio en el aprovechamiento de los mismos.

    VERDAD: La calidad y cantidad de los alimentos tienen una mayor influencia en el metabolismo que la frecuencia con que come.

    “Todo lo que se come en la tarde-noche se convierte en grasa” FALSO

    Evitar comer “pesado” durante la noche es el consejo más popular en las dietas. Pero esto no es porque nuestro organismo este pendiente al reloj para cambiar su función digestiva tan pronto sean las 8 de la noche. Sobre esto influyen otros factores como los ciclos hormonales, influencia de gasto energético entre otros son los responsable de definir que se acumula y que se quema.

    De nuevo, la importancia esta en la calidad y cantidad. El Dr. Freedhoff compara este escenario con un coche. "La hora del día que llenar el tanque no va a afectar a la distancia que se va a ir con ese tanque", dice.

    Siempre que se este comiendo alimentos de alta calidad en las porciones adecuadas, la mayoría de las personas, no notarán la diferencia metabólica entre comer en la noche o al principio del día.

    VERDAD: Si consumes los tipos adecuados de calorías, comer tarde en la noche no debe afectar tu dieta.

    “El metabolismo solo es quemar calorías y desdoblar alimentos” FALSO

    Es común pensar en el metabolismo solo como la rapidez con que se quemas calorías, pero este no solo es eso.

    Los dos componentes principales del metabolismo son el catabolismo y el anabolismo. Es decir, el proceso para quemar calorías liberando energía y el proceso de almacenamiento de almacenar carbohidratos y grasas para su consumo posterior.

    VERDAD: Para un buen funcionamiento del metabolismo debe existir un equilibro entre la quema y almacenamiento de energía.

    “No se tiene control sobre el metabolismo” FALSO

    Cuando nos es difícil bajar de peso, lo más fácil es echar culpa al metabolismo. Sin embargo el control que podemos ejercer en le es mayor de lo que pensamos.

    Como ya mencionamos, la composición de la masa corporal influye en la manera en que el metabolismo quema o almacena calorías, una manera de hacer este proceso más eficiente es desarrollar masa muscular, quemando grasa con ejercicios físicos específicos.

    A esto puedes sumarle:
    - Dormir un poco más.
    - Toma más agua, evitando al máximo líquidos azucarados.
    - Toma el café, estudios han demostrado que una taza de café te ayudará a quemar más calorías.
    - Consume suficiente proteína, el gasto energético es mayor aún en reposo.