Hombre entabla demanda por ‘25 años de su vida perdidos’

Vicente Benavides fue condenado a muerte en 1993 por un crimen que no cometió.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Entabla demanda por sentencia errónea

    Un hombre entabló una demanda contra el condado de Kern por acusarlo y condenarlo a muerte por un delito que no cometió.

    (Publicado jueves 27 de junio de 2019)

    En 1991, Vicente Benavides fue condenado erróneamente por violar y matar a una niña pequeña y, después de décadas de angustia en la cárcel, finalmente es libre y ahora entabla una demanda. 

    "Estuve allí 25 años, condenado a muerte", dijo Benavides. 

    Pasó esos años en San Quintín, con visitas de sus padres, que ya se han ido. Nunca vio crecer a sus hijos. Vivía con un miedo diario a los ataques de otros presos. 

    "Fue enviado al corredor de la muerte en San Quintín como un violador de niños. ¿Entienden lo que eso significa?" dijo su abogado Ron Kaye. 

    Hace un cuarto de siglo, un tribunal del condado de Kern condenó a Benavides por violar y asesinar a Consuelo Verdugo, una niña que amaba como a su propia hija. 

    En marzo del año pasado, la Corte Suprema de California determinó que los fiscales retuvieron pruebas clave, obligaron a los testigos y, en última instancia, condenaron a un hombre inocente. 

    Llegó a la conclusión de que no había evidencia de abuso sexual antes de su muerte, que era una pieza central del caso de la fiscalía, en 1991. 

    "Toda la evidencia muestra que probablemente murió al ser atropellada por un vehículo", dijo Kaye. 

    Benavides fue liberado del corredor de la muerte en abril de 2018. Ahora está demandando al condado de Kern, a la ciudad de Delano, California, y a cuatro funcionarios encargados de hacer cumplir la ley. 

    Sus abogados no revelaron lo que desean, pero enfatizaron que lo que perdió tras tantos años tras las rejas no tenía precio. 

    "Encerraron a este hombre inocente. Le robaron la vida", dijo Kaye. 

    Un portavoz del fiscal de distrito del condado de Kern, cuya oficina figura en la demanda de Benavides, declinó hacer comentarios. 

    Benavides dijo que los casos como este deberían servir como una llamada de atención a las víctimas de delitos, así como a la policía y los fiscales y lo que se dice y se hace en los tribunales como este no siempre lleva a la verdad.