Sangriento atentado deja más de 300 muertos

El ataque con un cambión cargado de explosivos causó más de 350 heridos en Somalia.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Las explosiones sacudieron la capital de Somalia, Mogadiscio. (Published lunes 16 de octubre de 2017)

    La cifra de muertos por el atentado con un camión en la capital de Somalia ha superado los 300, dijo el lunes el director de un servicio de ambulancias, mientras el país sigue muy afectado por el ataque más letal en su historia.

    Más personas fallecieron en las últimas horas a consecuencia de sus heridas, indicó el doctor Abdulkadir Adam del servicio Aamin Ambulance.

    Los funerales comenzaron, y se espera que el número de muertos vuelva a subir.

    El atentado con un camión el sábado fue realizado en una calle muy concurrida en Mogadiscio, y aproximadamente 300 personas más resultaron heridas. El gobierno de Somalia culpa al grupo extremista al-Shabab, vinculado con al-Qaida, que no ha hecho declaraciones al respecto.

    Los médicos estaban luchando el domingo para tratar de salvar a cientos de víctimas con heridas horribles, muchas con quemaduras que los han dejado irreconocibles.

    El gobierno de Somalia culpó al grupo Al Shabab, vinculado a al-Qaeda, por el atentado perpetrado el sábado en Mogadiscio, al que consideró un “desastre nacional”. Sin embargo, Al Shabab, que suele efectuar atentados en áreas destacadas de la capital, ha guardado silencio.

    Sangriento ataque deja cientos de muertos

    Sangriento ataque deja cientos de muertos

    Un camión con explosivos sembró de muerte la capital de Somalia.

    (Publicado domingo 15 de octubre de 2017)

    “A ellos no les importan las vidas del pueblo somalí, madres, padres e hijos”, afirmó el primer ministro Hassan Ali Khaire. “Han atacado el área más poblada de Mogadiscio y sólo han matado a civiles”.

    Las sirenas de las ambulancias se escuchaban por toda la ciudad un día después de la explosión y las familias desoladas deambulaban entre los escombros de edificios en busca de parientes desaparecidos.

    El presidente Mohamed Abdullahi Mohamed declaró tres días de luto y se unió a miles de personas que respondieron a una petición desesperada de los hospitales a la población con el fin de que donara sangre para las víctimas.

    Muchas víctimas fallecieron en hospitales a consecuencia de sus heridas, dijo el capitán de policía Mohamed Hussein.

    Abdirahman Omar, ministro de información de Somalia, dijo que el estallido fue el de mayor envergadura en la historia de la ciudad.

    “Es un día triste. Así de despiadados y brutales son y tenemos que unirnos contra ellos”, afirmó en declaraciones a la radiodifusora estatal.

    Durante la noche, rescatistas con antorchas buscaban a sobrevivientes atrapados bajo los escombros del hotel Safari, que fue destruido en su mayor parte. Se encuentra cerca de la cancillería de Somalia.

    La fuerza de la explosión hizo desaparecer las puertas de metal y los muros contra estallidos que habían sido erigidos frente al hotel.