Atacan iglesias en Chile tras la llegada del Papa

El pontífice arribó en medio de un conflicto indígena y protestas contra abusos.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El Papa Francisco arriba a Chile entre protestas

    Realizará misas masivas en las ciudades de Santiago, Temuco e Iquique.

    (Publicado lunes 15 de enero de 2018)

    Tres iglesias católicas fueron objeto de ataques incendiarios en Chile en la madrugada del martes, horas después de la llegada del papa Francisco al país, informaron fuentes policiales.

    Dos de los ataques afectaron a iglesias católicas en la localidad de Cunco, a unos 700 kilómetros de Santiago, en la región de La Araucanía, que resultaron totalmente consumidas por las llamas, dijo a radio Cooperativa Psblo Oackley, comandante del Cuerpo de Bomberos de la localidad.

    Las capillas atacadas "estaban en el sector de Lagunillas y en Río Negro y las llamas comenzaron de forma simultánea en ambos lugares", dijo Oacley.

    "Las capillas se consumieron absolutamente, no quedó ningún vestigio, así que será difícil poder determinar el origen y causa del incendio", añadió.

    La policía investiga para poder localizar a los autores.

    En La Araucanía actúan grupos radicalizados, en el marco del llamado conflicto mapuche, que desde hace décadas enfrenta a comunidades indígenas que reclaman tierras ancestrales con empresas forestales o agrícolas.

    El papa Francisco, que llegó a Santiago, en el marco de su visita a Chile, que se extenderá hasta el jueves, viajará el miércoles a La Araucanía, donde encabezará una misa masiva en Temuco, la capital de la región.

    En Puente Alto, un municipio aledaño a Santiago, en tanto, un ataque incendiario afectó la parroquia Madre de la Divina Providencia, que resultó con daños de consideración, según la policía.

    Según vecinos del sector, cinco personas lanzaron bombas incendiarias hacia la puerta exterior del inmueble, además de quemar una bandera chilena y otra del Vaticano.

    Con los ataques del martes, suman nueve las iglesias católicas que han sido blanco de ataques incendiarios o explosivos desde la semana pasada en Chile, donde el papa Francisco visitará también, el próximo jueves, la ciudad de Iquique, en el norte del país.

    El papa Francisco aterrizó en Chile el lunes, donde se esperan más protestas tras diversos escándalos que involucran a miembros de la iglesia católica en abusos sexuales a menores.

    Esta es la primera visita de Francisco al país sudamericano desde que se convirtió en papa en 2013 y en la que fue recibido al pie del avión por la presidenta Michelle Bachelet.

    Después de haber saludado a los chilenos en medio de un fuerte viento que lo hizo quitarse el solideo de la cabeza, el papa Francisco escuchó atentamente un villancico de navidad interpretado por una orquesta juvenil y algunos alcaldes rompieron el protocolo para acercarse a saludarlo.

    Luego el Pontífice se subió a un automóvil cerrado en el asiento del copiloto e inició su traslado hasta la capilla San Luis Beltrán, donde sostuvo un encuentro con algunos cercanos a la parroquia, acto que no estaba en la agenda.

    Allí está enterrado el obispo Enrique Alvear, actualmente en proceso de beatificación.

    Durante los tres días que estará en Chile, celebrará misa en Santiago, la ciudad sureña de Temuco y la norteña de Iquique. El jueves se irá a Perú.

    La agenda de Francisco contempla abordar temas de indígenas e inmigración.