Todo sobre el gobierno de Andrés Manuel López Obrador

Todo sobre el gobierno de Andrés Manuel López Obrador

Todo sobre el gobierno de Andrés Manuel López Obrador

Bloqueos de vías ponen a prueba al presidente de México

AMLO ha insistido en que su gobierno no es represor ni enviará a policías.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Mejor sueño, mejores calificaciones
    EFE
    Los bloqueos en la Línea del Noreste operada por Kansas City Southern México (KCSM) impide el movimiento de más de tres millones de toneladas de carga varadas en Lázaro Cárdenas

    El bloqueo de vía férreas por parte de maestros radicales en México está poniendo a prueba el compromiso del presidente Andrés Manuel López Obrador de no hacer uso de la fuerza contra los manifestantes. 

    Desde que asumió la presidencia el 1 de diciembre, López Obrador ha dicho que resolvería todas las protestas por la vía de la negociación. Pero terquedad de los maestros, que en enero instalaron campamentos en las vías en demanda de que les pagaran sueldos atrasados, ha agotado la paciencia del presidente. 

    Los maestros del estado de Michoacán recibieron sus pagas y permitieron el tránsito en algunas vías la semana pasada. Pero el viernes volvieron a bloquear un trayecto ferroviario que conduce al puerto de Lázaro Cárdenas, en la costa del océano Pacífico. 

    López Obrador ha tomado ahora la inusual decisión de solicitar a la Comisión Nacional de Derechos Humanos que recomiende alguna alternativa para poner fin a los bloqueos. Su gobierno también ha presentado un recurso a la CNDH en el que señaló que el bloqueo violó los derechos de la gente. 

    De acuerdo con Ferromex, una de las empresas ferroviarias afectadas, la protesta de 25 días ha dejado más de 2,000 contendedores parados en patios de carga. 

    Además, ha ocasionado el cierre temporal de algunas fábricas debido a la interrupción de la entrega de acero, cemento y materias primas. También ha provocado que los fabricantes de automóviles manden vehículos en camiones, en vez de utilizar los ferrocarriles, y ha demorado la entrega de cientos de cargas de grano. 

    López Obrador ha descartado pedirle a la policía que intervenga y ha dicho que “no somos represores”. 

    Pero se preguntó en voz alta si el sindicato de maestros de Michoacán trabajaba para los adversarios de su administración. 

    “Es hasta extraño, no voy a decir sospechoso, que mientras estuvieron gobernando los conservadores no había estas cosas. Ahora llegamos nosotros y empiezan a querernos emplazar”, señaló. “Son momentos de definiciones y fuera máscaras, que cada quien asuma su responsabilidad”. 

    “Y hay grupos que se dicen de izquierda y nunca han estado con nuestro movimiento”, dijo López Obrador, en referencia a los maestros radicales y a los rebeldes zapatistas de izquierda del estado sureño de Chiapas.