South San Francisco

“Las Hijas del Gallo”: panadería mexicana ofrece diversos productos hechos con amor en South San Francisco

La panadería hornea 2,000 piezas de pan al día.

Telemundo

Fundada hace 25 años, la panadería “Las Hijas del Gallo” ha llevado el sabor mexicano a los hogares de South San Francisco.

La panadería , ubicada en el 615 de Linden Avenue, es atendida por cinco hermanas que a través del tiempo han mantenido la tradición de hornear panes, conchas y cachitos que les inculcó su papá.

“Este negocio es puro amor, puras bendiciones”, aseguró Margarita García, una de las propietarias.

En total son cinco hermanas las que sacan adelante el negocio junto a varios trabajadores.

“Nosotras somos Las Hijas del Gallo, bienvenido”, aseguró Margarita.

El nombre del negocio surgió como parte de un homenaje a su padre quien fue el que abrió la panadería y era conocido como el Gallo.

“Cuando falleció mi papá es que nos surge el cambio de nombre, pensando que somos 5 mujeres. Cada una aportamos algo al negocio y nos apoyamos unas y otras”, indicó Margarita.

El negocio comienza su jornada a las 4:00 a.m., y preparan 2,000 piezas de pan al día para consentir a los madrugadores.

“El pan de queso con jalapeño. sale tempranito a las 6:00 a.m., y está listo para la mayoría de trabajadores de construcción que pasan por su café”, explicó Óscar Palomares López, trabajador de la panadería.

Al diversificar la oferta se han ganado la fidelidad de sus clientes,  por lo que cuando llegó la pandemia obtuvieron el mejor apoyo para continuar adelante.

“A la gente no le importó esperar media hora o 45 minutos para esperar por su pan, hacían fila desde la puerta hasta la vuelta para que los atendiéramos. Así que muchas gracias a toda la comunidad”, afirmó Margarita.

Margarita también aseguró que sin el apoyo de sus empleados no hubiesen podido salir adelante.

“No lo hubiéramos podido hacer sin el apoyo de los muchachos que redujeron horas, días, y el apoyo de ellos fue crucial”, aseveró Margarita.

Dentro del local también hay un lugar especial para honrar a los padres que migraron de México con grandes metas. 

“No hemos podido soltar eso, el apego de nuestros padres que los sentimos en cada momento que nos tomamos un café, haciendo pan, pasteles. Dice mi papá, nos contaba a mí a mis hermanas que le decía a mi mamá: ‘te prometo que, si te casas conmigo, no te va a faltar el pan de cada día’ y la cumplió, la cumplió”, recordó Margarita.

Contáctanos