San Francisco

¿Desaparecerán los parklet o estructuras al aire libre en San Francisco?

Comerciantes tuvieron que instalar los parklet fuera de sus restaurantes para ofrecer servicios al aire libre debido a la pandemia.

Telemundo

Comerciantes tuvieron que instalar los parklet fuera de sus restaurantes para ofrecer servicios al aire libre debido a la pandemia.

Confusión y preocupación han expresado comerciantes en San Francisco ante las regulaciones que podrían obligarlos a eliminar los “parklet” o estructuras que construyeron fuera de sus establecimientos para poder brindar servicio al aire libre cuando inició la pandemia.

Comerciantes como Naima dueña de un café ubicado en Columbus Avenue asegura que gastó entre $7,000 y $8,000 en la construcción del parklet, sin embargo, a pocos meses de haberlo instalado la ciudad les notificó que deben quitarlo porque el servicio de autobuses regresará.

Y es que, aunque la ciudad decidió permitir que estas estructuras al aire libre se quedaran de forma permanente, hay muchas regulaciones que les podría generar un dolor de cabeza a los dueños de negocios.

“Las regulaciones parecen un libro más grande que la Biblia, son 64 páginas que uno tiene que estudiar y saber todo reglamento de ingeniería”, aseguró William Ortiz Cartagena, miembro de la Comisión de Pequeños negocios de San Francisco.

Una de las regulaciones que más preocupa es que no pueden ocupar más de dos estacionamientos, mientras que otra de las normas impide que se construya hasta el límite del espacio demarcado en el estacionamiento, ya que hay que dejar un margen de tres pies.

“Eso quiere decir que todos los parklets que existen ahorita van a tener que ser demolidos porque ninguno está cumpliendo con los estándares propuestos por la ciudad”, indicó Cartagena.

Aaron Peskin, Supervisor de San Francisco explicó que desafortunadamente los departamentos encargados de los códigos de seguridad han actuado de una forma descoordinada, lo que se ha convertido en un insulto para los pequeños negocios, que están  recibiendo  notificaciones contradictorias de múltiples agencias e incluso amenazas de posibles multas.

Peskin presentó un proyecto de ley para extender hasta el año 2023 la aplicación de multas o cobros relacionados a los parklets, cobros que deben entrar en vigencia a mediados del próximo año.