condado marín

Autoridades: Familia envía a su hijo contagiado con COVID-19 a la escuela y provoca brote en el condado Marín

Un total de 75 familias debieron cumplir cuarentena modificada ante el riesgo de exposición al virus.

Telemundo

Un total de 75 familias debieron cumplir cuarentena modificada ante el riesgo de exposición al virus.

CALIFORNIA - Un brote de COVID-19 en una escuela primaria del condado Marín fue causado por una familia que envió a su hijo a la escuela mientras estaba infectado con el virus, dijeron las autoridades escolares el viernes.

Funcionarios del distrito escolar de Larkspur-Corte Madera dijeron que el 9 de noviembre, los padres de dos estudiantes de la escuela primaria Neil Cummins recibieron un aviso de que uno de sus hijos tenía COVID-19.

Según los funcionarios del distrito, se les dijo a los padres que pusieran en cuarentena a ambos niños en casa. En cambio, los enviaron a la escuela al día siguiente, enojados porque se quedaron en clase durante cinco días.

Los padres no les dijeron a los funcionarios de la escuela que uno de ellos tenía COVID-19.

El 18 de noviembre, funcionarios de salud pública del condado Marín llamaron a la escuela y preguntaron por qué no habían registrado a los estudiantes en sus informes de casos de COVID-19.

El superintendente del distrito escolar de Corte Madera - Larkspur, Dr. Brett Geithman, dijo que varios miembros del personal se apresuraron a reunir los kits de pruebas rápidas y tomaron muestras de más de 50 estudiantes.

Encontraron tres casos positivos que probablemente se transmitieron en la escuela. Otros cinco probablemente se debieron a la exposición fuera de la escuela.

Debido a la posibilidad de exposición, las familias de 75 estudiantes tuvieron que entrar en cuarentena modificada durante las vacaciones de Acción de Gracias.

“Tuvieron que modificar los planes de viaje, las reuniones con sus seres queridos. Esto fue un gran inconveniente y alteró su Acción de Gracias ”, dijo Gaithman.

Según las reglas del condado Marín, el estudiante debería haberse aislado durante 10 días si dio positivo en la prueba de COVID-19.

“Esto es muy serio. Esta es una situación en la que sabemos que para algunos de nuestros estudiantes y personal con condiciones de salud subyacentes que realmente contraen COVID-19, podría ser una cuestión de vida o muerte ”, dijo Mary Jane Burke, superintendente de escuelas del condado Marín.

Funcionarios de las escuelas de Corte Madera-Larkspur dijeron que ya tomaron medidas contra los padres de los estudiantes de primaria, pero no dijeron qué tipo de acción.

El Departamento de Salud Pública del Condado Marín también podría perseguir un caso por violar una orden de salud pública, lo cual es un delito menor. Un portavoz dijo que todavía están sopesando qué hacer con este incidente.