Antioch

Antioch pagará $7,5 millones a la familia de Angelo Quinto muerto bajo custodia policial

El joven sufría una crisis de salud mental cuando murió por asfixia tras ser sometido por la policía.

Telemundo

La familia de un hombre que murió después de estar bajo custodia policial en Antioch en 2020 llegó a un acuerdo con la ciudad por $7,5 millones, dijo el martes un portavoz de la oficina legal de John Burris.

El Ayuntamiento de Antioch votó a favor de aprobar el acuerdo en una sesión a puerta cerrada el martes por la noche, según el portavoz de Burris.

La demanda de derechos civiles contra la ciudad de Antioch se presentó en nombre de la familia de Angelo Quinto, un veterano filipino-estadounidense de 30 años que sufría una crisis de salud mental el 23 de diciembre de 2020 cuando la policía llegó a su casa.  Los oficiales respondieron a un informe de que Quinto estaba teniendo una disputa con su madre.

Cuando llegaron los paramédicos, el rostro de Quinto "estaba de color morado, había sangre en su rostro y en el piso, y no respondía". Comenzaron las labores para salvarle la vida y lo llevaron a un hospital, donde luego murió.

Quinto murió por asfixia tras ser sometido por la policía. Según la demanda, Quinto fue inmovilizado por la fuerza durante una "emergencia evidente de salud mental".

En 2022, la fiscal de distrito del condado  Contra Costa, Diana Becton, decidió no presentar cargos penales contra los agentes involucrados en la inmovilización.

La decisión de Becton "parece como si Angelo estuviera siendo asesinado frente a mí otra vez", dijo en ese momento Cassandra Quinto-Collins, la madre de Angelo Quinto.

Los fiscales del condado  Contra Costa habían alegado que Quinto estaba bajo la influencia de drogas y que murió a causa del "síndrome de delirio excitado", médicamente cuestionado.

Ben Nisenbaum, abogado de la familia de Quinto, dijo que el "delirio excitado" fue una causa de muerte "falsa" dada por el patólogo que llevó a cabo la autopsia de Quinto.

Después de ser confrontado con otra autopsia encargada por la familia y los abogados de Quinto durante una declaración, el patólogo revisó su opinión y estuvo de acuerdo en que la asfixia por inmovilización fue la causa de la muerte, según Nisenbaum.

Burris ha sostenido que Quinto estaba teniendo una crisis de salud mental y no estaba bajo la influencia. El martes elogió el acuerdo con la ciudad.

"Aunque ninguna cantidad de dinero puede compensar las trágicas circunstancias que rodearon la muerte de Angelo, se debe felicitar a su familia por su compromiso inquebrantable para mejorar la relación entre la comunidad y la policía de Antioch", dijo Burris.

La familia de Quinto jugó un papel importante al llevar cámaras corporales a la fuerza de Antioch, crear un equipo de crisis de salud mental y una unidad móvil, una comisión de revisión policial y una legislación estatal que prohibió la designación de "delirio excitado".

Contáctanos