Residente de Cupertino es acosado por estafadores