Reconocida panadería mexicana cierra sus puertas en San Francisco