Niños migrantes, los que no llegan

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Niños migrantes, los que no llegan
    Foto/Getty Images

    En los últimos doce meses la llegada masiva de menores de edad a territorio norteamericano se convirtió en una crisis humanitaria. Estos miles niños que llegarón en los últimos 12 meses a Estados Unidos tuvieron que cruzar por territorio mexicano.

    Sin embargo otro tema de preocupación, en base a información publicada por el portal del diario “La Opinión”, es que se estima que por cada uno que cruzó la frontera hay al menos uno o más que desaparecen en el camino.

    ¿Qué pasa con aquellos que no terminan de cruzar México?

    Los niños y jóvenes migrantes, al ingresar al territorio mexicano son vulnerables a la explotación, a la trata sexual, a ser víctimas de la delincuencia, e incluso reclutados en las filas del crimen organizado.

    El primer obstáculo que viven los migrantes es la corrupción alrededor de la Policía Federal mexicana, que ocupa el primer lugar de denuncias por parte de los migrantes más que los propios cárteles del crimen organizado.

    El segundo obstáculo, son los narcotraficantes. Los jóvenes más fuertes son reclutados a la fuerza en las filas de los diferentes grupos y a las mujeres las esclavizan para utilizarlas en la prostitución.

    El tercer obstáculo, es el negocio de a pornografía infantil, donde los migrantes más pequeños son el blanco perfecto para los delincuentes.

    El cuarto obstáculo, es el tráfico de órganos. La realidad es que el negocio de la droga esta disminuyendo y los cárteles están en busca de nuevos ingresos.

    El problema de la migración infantil va más allá, no solo se trata de los pequeños que están en la frontera esperando su proceso, también hay que pensar en los tantos miles que no llegaron y nadie sabe de ellos.