Brown llega a acuerdo con Trump sobre la Guardia Nacional

El Gobernador dejó claro que las tropas no realizarán labores relacionadas con inmigración.

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Trump inconforme por condiciones impuestas por Brown

    El presidente Donald Trump no parece estar nada contento con las condiciones impuestas y confirmadas ayer por el gobernador Brown, quien ha sido claro en una cosa: La Guardia Nacional no implementará leyes migratorias. Reportaje de Francisco Fajardo. (Publicado jueves 19 de abril de 2018)

    El gobernador Jerry Brown indicó el miércoles que participará en la misión del presidente Donald Trump en la frontera con la contribución de hasta 400 miembros de la Guardia Nacional de California, luego de una semana de incertidumbre sobre cómo lograr un emplazamiento que se enfoca en gran medida en el combate a la inmigración ilegal y se apegue a la insistencia de Brown de que las tropas no realicen labores relacionadas con los migrantes.

    Brown dijo que las labores de la Guardia de California incluyen el combate a las bandas transnacionales de delincuentes y a los contrabandistas de drogas y armas, en una orden que reitera su posición inicial de que las tropas no pueden hacerse cargo de las labores de custodia para cualquier persona acusada de violaciones a las leyes de inmigración, ni construir barreras en la frontera ni tener nada que ver con las labores policiales de control de inmigrantes.

    Las condiciones son similares a las esbozadas en un contrato que Brown propuso la semana pasada, que el gobierno de Trump decidió no firmar porque no se apegaba al protocolo usual. La oficina de Brown dijo que las firmas eran innecesarias después de que él aseguró el financiamiento federal para sus objetivos.

    El Departamento de Seguridad Nacional no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

    Brown dijo que algunas tropas podrían ser emplazadas este mes y se espera que permanezcan allí al menos hasta el 30 de septiembre. Serán enviadas a diversas partes del estado, no sólo la frontera.

    Las autoridades federales dijeron que Brown se negó a facilitar soldados para labores similares a las encargadas a miembros de la Guardia en los otros tres estados fronterizos con México _Arizona, Nuevo México y Texas_, todos gobernados por republicanos. Trump criticó la posición de Brown durante dos días seguidos, mientras que el gobernador se escuchaba optimista de que pronto se alcanzaría un acuerdo.

    “Ha habido un poco de estira y afloje, lo cual es usual con los burócratas, pero creo que podemos hallar terreno común aquí”, dijo Brown el martes. “Hay suficientes problemas en la frontera y el entendimiento entre nuestros países de que California tendrá mucho que hacer, y estamos dispuestos a hacerlo”.