Imparable y feroz: Pacquiao derrota a Thurman

Logró su tercera victoria consecutiva en su regreso al cuadrilátero tras cumplir 40.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Mejor sueño, mejores calificaciones
    AFP/Getty Images
    Manny Pacquiao sorprende con un derechazo a Keith Thurman durante el combate el sábado en Las Vegas, Nevada.

    Manny Pacquiao derribó a Keith Thurman en el primer asalto y perseveró en un emocionante combate que terminó con decisión dividida el sábado por la noche.

    Es la tercera victoria seguida en su regreso al cuadrilátero tras cumplir 40 años.

    Pacquiao (62-7-2) derribó a su rival, hasta ahora invicto, con una combinación al final del primer asalto, y el Pac-Man dominó los primeros asaltos con una combinación de agilidad y potencia que recordó al increíble mejor momento del único campeón de ocho divisiones en la historia del boxeo.

    Thurman (29-1) mostró una llamativa tenacidad para buscar la remontada en los asaltos centrales, poniendo a prueba varias veces el mentón de Pacquiao con duros golpes.

    Ninguno logró volver a tumbar a su rival, pero presionaron sin descanso ante un público que agotó las localidades en el MGM Gran Garden, y que coreó varias veces el nombre del senador filipino desde el momento en el que subió al ring.

    “Fue divertido”, comentó Pacquiao. “Mi rival es un buen luchador y boxeador. Era fuerte (...) creo que hizo todo lo que pudo, y yo hice todo lo que pude. Creo que esta noche hicimos felices a los aficionados porque fue una buena pelea”.

    Dos jueces otorgaron tarjetas de 115-112 para Pacquiao, mientras que Glenn Feldman dio una puntuación de 114-113 para Thurman. The Associated Press también dio un puntaje de 115-112 para Pacquiao.

    En juego estaban las versiones que tenían cada rival del título de los welter por la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

    Pacquiao parecía estar en decadencia hace apenas dos años, cuando perdió por decisión ante Jeff Horn.

    Pero mientras su carrera política prosperaba, regresó al cuadrilátero hace un año y ofreció dos sólidas victorias consecutivas ante Lucas Matthysse y Adrien Broner.

    Derrotar a Thurman era otro gran paso para volver a unirse a la élite del peso welter, y Pacquiao salió desde el primer minuto decidido a demostrar que estaba a la altura.

    Tras presionar hasta la campana final, los dos combatientes se abrazaron.

    “Sabía que estaba cerca”, dijo Thurman. “Él tenía la inercia porque me derribó en el primer asalto (...). Ojalá hubiera podido ofrecer un poco más para estar de igual a igual. Esta noche mi condicionamiento, mi rendimiento estuvieron un poco por debajo de los de Manny Pacquiao. Esta noche fue una bendición y una lección”.

    Thurman pidió una revancha, y el público dio su sonora aprobación.