Apelan bloqueo de orden ejecutiva contra ciudades santuario

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Apelan bloqueo de orden ejecutiva contra ciudades santuario

    La administración Trump alega que la orden es completamente legal.

    (Publicado miércoles 11 de abril de 2018)

    El Gobierno tratará de probar que la orden ejecutiva dictada por el presidente Trump sobre recortar fondos a Estados y ciudades santuarios es limitada y legal.

    Un panel de 3 jueces de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de EEUU escuchará el miércoles los argumentos durante la apelación al fallo de un juez que bloqueó permanentemente la orden ejecutiva en todo el país.

    William Orrick, juez del Tribunal de Distrito de Estados Unidos afirmó en noviembre que la orden amenazaba los fondos federales y que el presidente no tenía la autoridad para asignar nuevas condiciones al gasto aprobado por el Congreso.

    La decisión del fallo se produjo luego de que los Condados de San Francisco y Santa Clara demandaran a la administración Trump.

    Orrick dijo que la orden ejecutiva comprometía potencialmente cientos de millones de dólares en fondos para los dos condados.

    Sin embargo, la administración Trump afirma que la orden solo se aplicaría a una cantidad relativamente pequeña de dinero que requiere el cumplimiento de las leyes de inmigración.

    "El texto de la orden deja en claro su alcance limitado", dijeron los abogados del Departamento de Justicia de EEUU. En documentos presentados ante el 9no. Circuito, el Departamento de Estado también dijo que Orrick debería haber limitado la orden solo a Santa Clara y San Francisco en lugar de aplicarlo a nivel nacional.

    Trump firmó la orden ejecutiva en un esfuerzo por limitar a las ciudades santuario por negarse a cooperar con oficiales de inmigración.

    La administración ha demandado a California por tres leyes destinadas a proteger a los inmigrantes en el país de manera ilegal.

    En repetidas oportunidades, el presidente Trump ha dicho que las ciudades santuarios permiten que criminales peligrosos vuelvan a la calle, sin embargo ciudades como San Francisco sostienen que convertir a la policía local en agentes de inmigración erosiona la confianza necesaria para que la gente informe del delito.

    NBC Bay Area contribuyó en este reporte