Placer en el dolor: la depresión y sus múltiples caras