Investigan video con posible abuso policial

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Investigan video con posible abuso policial

    Funcionarios federales dicen que están investigando el video tomado por un teléfono celular y divulgado por YouTube en el que aparece un agente de la ley arrebatando lo que parece ser un aparato para grabar de las manos de una mujer testigo, para luego darle una patada al artefacto.

    Esto ocurrió mientras varios agentes trabajaban en la localidad de South Gate, cercana a Los Angeles en California.

    El video muestra a la testigo mientras apunta con lo que parece ser una pequeña cámara o un teléfono celular a varios agentes parados delante de una vivienda.

    Uno de los agentes eventualmente se acerca a la testigo y le arranca el aparato de la mano. Cuando el artefacto cae al suelo el agente le propina una patada.

    El video dura 53 segundos y fue tomado por alguien situado al otro lado de la calle.

    (Aqui te mostramos el video tal y como aparece en YouTube. ALERTA: este video contiene lenguaje que puede ser considerado ofensivo).

     

    El agente pertenece al cuerpo federal de los U.S. Marshals, según ha confirmado a la estación NBC 4 de Los Angeles el jefe de la policía de South Gate, Randy Davis.

    Davis explicó que el incidente tuvo lugar este domingo y que los policías de South Gate no participaron en él.

    Los hechos tuvieron lugar mientras agentes de varias instituciones policiales acudieron al lugar al recibir información de que los miembros de una pandilla de motociclistas se habían reunido en un bar de South Gate, según confirmaron las fuentes a periodistas de NBC 4.

    [Hombre muere en custodia de la policía]


    El video fue grabado mientras cerca de allí se practicaban seis arrestos durante los cuales se produjo al menos una confrontación entre un agente y un presunto pandillero.

    Se desconoce si el testigo con el aparato que grababa tenía conexiones con las personas arrestadas.

    El video incluye un momento en que la testigo habla con los agentes.

    Lo que no está claro es si la mujer había sido conminada a abandonar el lugar antes de que la operación se complicara.

    Funcionarios de los U.S. Marshals y de la oficina del Sheriff del condado de Los Angeles dijeron que se está investigando lo que muestra el video.