Meghan Markle a la realeza: todo a lo que debe renunciar para entrar