Meghan Markle pasará las fiestas junto a la reina Isabel II

La prometida del príncipe Harry festejará Navidad con integrantes de la monarquía británica.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Las polémicas del Mundial de Rusia 2018
    Getty Images
    De izquierda a derecha, el príncipe Harry y su prometida, la actriz estadounidense Meghan Markle, durante un evento caritativo en Nottingham, Inglaterra, el 1 de diciembre del 2017.

    La prometida del príncipe Harry, la estadounidense Meghan Markle, pasará el día de Navidad en la residencia rural de Sandringham, en el este de Inglaterra, junto con miembros la familia real británica, confirmó este miércoles el Palacio de Kensington.

    Markle se unirá en esa fecha señalada a la reina Isabel II y a otros integrantes de la monarquía británica en la propiedad que posee la monarca dentro de su patrimonio personal en el condado inglés de Norfolk.

    Se prevé que la hasta ahora actriz norteamericana se deje ver en público junto con el hijo menor de Carlos de Inglaterra y la fallecida Diana de Gales cuando asistan al tradicional servicio religioso navideño.

    La pareja anunció su compromiso el pasado 27 de noviembre, tras una relación de poco más de un año, y días después, Enrique participó junto con su pareja en varios compromisos oficiales celebrados en la ciudad de Nottingham (centro del país).

    Por su parte, el palacio de Buckingham -residencia oficial de Isabel II en Londres- ya confirmó que Isabel II y otros miembros de la casa real asistirán al servicio matinal en la Iglesia de Santa María Magdalena el día 25.

    "Se espera que el duque y la duquesa de Cambridge, el príncipe Enrique y Meghan Markle estarán en Sandringham el día de Navidad", reveló hoy un portavoz del palacio de Kensington.

    El pasado mes, fuentes oficiales anunciaron que el príncipe Enrique y Markle se casarán en la capilla de San Jorge, en el Castillo de Windsor, al oeste de Londres, el próximo mayo.

    La familia real se hará cargo de los gastos del enlace, entre ellos los relativos al servicio religioso, la música, la decoración floral y la recepción.

    Enrique, de 33 años, y Markle, de 36, se conocieron en mayo de 2016 en Canadá, cuando el hijo menor del heredero al trono británico y Lady Di promocionaba en Toronto los Juegos Invictus, en los que participan militares veteranos.

    Tras la boda, la actriz, divorciada y residente en Canadá, aunque planea solicitar la ciudadanía británica, llevará el título de su alteza real y se espera que Isabel II le conceda a su nieto algún título nobiliario, que compartirá con su futura esposa.