Entre lágrimas: actriz Felicity Huffman se declara culpable en escándalo de admisión universitaria

Los fiscales dijeron que recomendarían cuatro meses de prisión.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Actriz se declara culpable en escándalo universitario

    Felicity Huffman, estrella de "Desperate Housewives", se declaró culpable este lunes, aceptando culpabilidad de hacer pagos que ayudarían la admisión de su hija a una universidad.

    (Publicado lunes 13 de mayo de 2019)

    Felicity Huffman, estrella de "Desperate Housewives", se declaró culpable este lunes, aceptando culpabilidad de hacer pagos que ayudarían la admisión de su hija a una universidad.

    La actriz ganadora del Emmy, de 56 años, enfrenta la posibilidad de una sentencia que la pondría tras las rejas en una prisión después de que ella admitiera haber participado en la estafa nacional, en la que las autoridades dicen que padres sobornaron a entrenadores, falsificaron exámenes de ingreso o a ambos, para desafiar el sistema de admisión.

    Huffman se declaró culpable en un tribunal federal de Boston de pagarle a un asesor de admisiones $15,000 para que un supervisor corrigiera las respuestas de su hija mayor en el examen SAT. También consideró el plan para su hija menor antes de decidir finalmente no hacerlo, según las autoridades.

    Llegó a la corte de la mano con su hermano Moore Huffman Jr. y no dijo nada a los periodistas. En el tribunal, llevaba un vestido gris y un suéter y se sentó flanqueada por sus abogados mientras su hermano observaba desde la primera fila. Su esposo, el actor William H. Macy, no asistió.

    Actrices acusadas por el FBI en caso de supuesto fraude

    [TLMD - LV] Actrices acusadas por el FBI en caso de supuesto fraude

    Se les acusa de pagar sobornos para facilitar la entrada de familiares a prestigiosas universidades.

    (Publicado miércoles 13 de marzo de 2019)

    Se paró con las manos cruzadas frente a ella y respondió: "Sí, señor," cuando le preguntaron si entendía los cargos.

    En el tribunal, Huffman explicó que su hija había estado viendo a un neuropsicólogo desde que tenía ocho años y había sido aprobada para tiempo adicional en las pruebas desde los 11 años. Lo que parece explicar que el médico de su hija no tenía parte en el plan.

    "Simplemente (yo) no quería crear la impresión de que los neuropsicólogos tienen alguna participación en esto", dijo Huffman, entre lágrimas, antes de detenerse para recuperarse.

    La sentencia se dará el 13 de septiembre. Los fiscales buscan entre cuatro y 10 meses tras las rejas. Debido a que ella accedió a declararse culpable, los fiscales dijeron que recomendarían cuatro meses de prisión, pero el juez también podría elegir no ponerla tras las rejas.

    Huffman se disculpó en un comunicado el mes pasado y dijo que aceptará las consecuencias. Ella dijo que "traicionó" a su hija de 18 años, que no estaba al tanto de su plan.

    "Esta transgresión hacia ella y el público que llevaré por el resto de mi vida. Mi deseo de ayudar a mi hija no es una excusa para violar la ley o participar en la deshonestidad", dijo Huffman.

    Los investigadores han dicho que Macy, de 69 años, estaba con ella cuando el consultor de admisiones Rick Singer explicó cómo podía arreglar las trampas porque "controlaba" un centro de pruebas. Tanto Huffman como Macy aceptaron el plan, dicen las autoridades, pero Macy no ha sido acusado. Los fiscales no han explicado por qué.

    El empresario de California Devin Sloane también se declaró culpable el lunes de pagar $250,000 en sobornos para que su hijo ingrese a la Universidad del Sur de California como un falso recluta de polo acuático.

    Las autoridades dicen que le dio un total de $250,000 a la organización benéfica simulada de Singer y al programa atlético femenino de la USC para que designen a su hijo como recluta de waterpolo aunque no haya jugado este deporte.

    Las autoridades dicen que Sloane incluso compró equipo deportivo en línea y trabajó con un diseñador gráfico para crear una foto falsa de su hijo jugando el deporte para la aplicación del adolescente.

    Huffman y Sloane se encuentran entre los 14 padres que aceptaron declararse culpables en el escándalo de admisiones más grande jamás procesado en EEUU, conocido como "Operación Varsity Blues". El escándalo que involucra a escuelas prestigiosas en todo el país también ha involucrado a destacados entrenadores universitarios.

    Los padres están acusados ​​de pagar a Singer para sobornar a los entrenadores a cambio de ayudar a sus hijos a ingresar a las escuelas como reclutas atléticos falsos. Singer también pagó a los administradores del examen de ingreso para permitir que otra persona tome exámenes por los estudiantes o corrija sus respuestas, según las autoridades.

    Huffman fue una de las estrellas de la popular serie "Desperate Housewives", que le otorgó un premio Emmy en 2005. Huffman también fue nominada a un Oscar por interpretar a una mujer transgénero en la película "Transamerica".

    Los expertos difieren en si la rápida aceptación de responsabilidad de Huffman la dejará con una carrera de actuación.

    Luego de que Huffman aceptara declararse culpable, los funcionarios de Netflix dijeron que una película protagonizada por ella, "Otherhood", no se estrenaría como estaba previsto en abril y se determinaría una nueva fecha. Se espera que este mes se estrene una serie limitada con Huffman en el caso de Central Park Five.

    Algunos padres han decidido luchar contra los cargos.

    Entre ellos se encuentran la actriz Lori Loughlin y su esposo, el diseñador de modas, Mossimo Giannulli, quienes se declararon inocentes de pagar $500,000 en sobornos para que sus hijas ingresen a la Universidad del Sur de California como reclutas. 

    Loughlin y Giannulli, quienes también están acusados ​​de conspiración de lavado de dinero, no han comentado públicamente sobre las acusaciones.

    Singer se ha declarado culpable de cargos que incluyen conspiración de extorsión. Comenzó a trabajar con las autoridades el año pasado y grabó en secreto sus conversaciones con Loughlin, Huffman y otros padres con la esperanza de obtener una sentencia indulgente.