Muertos por el ébola dejados en la calle

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    Ciudadanos de ese país africano detienen su paso para informarse sobre las medidas para evitar el contagio del letal virus.

    MONROVIA - Liberia se ha unido a Sierra Leona al declarar el estado de emergencia para atajar la epidemia de ébola, que ha causado ya en ese país la muerte de más de 280 personas. "El Gobierno y el pueblo de Liberia requieren medidas extraordinarias para la supervivencia de nuestro Estado y la protección de la vida de nuestra gente", dijo anoche la presidenta del país, Ellen Johnson Sirleaf.

    [Relacionado: Obama habla sobre el ébola]

    Video: Muertos por el ébola dejados en la calle

    Video: Muertos por el ébola dejados en la calle
    (Publicado sábado 9 de agosto de 2014)

    Por otro lado, salieron a la luz imágenes de familiares de personas muertas por causa del virus dejando los cadáveres en la calle y abandonándolos a su suerte sin ningún tipo de identificación, lo que está agravando el conflicto y desatando un problema de salubridad. "Por tanto y en virtud de los poderes que se me otorgan (...) declaro el estado de emergencia efectivo en toda la República de Liberia a partir del 6 de agosto de 2014 durante un periodo de 90 días", subrayó la mandataria. La decisión permite al Gobierno adoptar "medidas extraordinarias, incluida, si es necesaria, la suspensión de ciertos derechos y privilegios".

    La presidenta admitió que las acciones emprendidas desde hace dos semanas, como el cierre de escuelas, la fumigación de edificios públicos o la cremación de cadáveres de víctimas del ébola, no han sido suficientes para frenar el brote. "Pese a esos y otros esfuerzos continuos, la amenaza sigue creciendo. La ignorancia y la pobreza, así como las prácticas religiosas y culturales arraigadas, continúan exacerbando la propagación de la enfermedad", señaló Johnson Sirleaf.

    [También te puede interesar: ¿Qué es el viurs del ébola?] Según los datos divulgados ayer por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cifra de contagios asciende en Liberia a 516 y la de decesos a 282, desde que el brote se originó el pasado 22 de marzo en la vecina Guinea Conakry. "Actualmente, no hay cura para el virus, que tiene un índice de mortalidad de hasta el 90 por ciento", recordó la presidenta liberiana, al remarcar que el impacto letal de la enfermedad es "alarmante", especialmente entre empleados de hospitales.