Habla una clienta del Dr. Cemento