Esta foto le costó muy cara

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    YouTube

    Entre cerveza y baño, unos amigos capturaron a un tiburón bebé y decidieron empezar a jugar y hacer bromas con el escualo, que intentaba zafarse de los brazos de los bañistas.

    Más tarde llegó la hora de la foto. Uno de los amigos se presta a posar con el animal. Con una cerveza en una mano e intentando a la vez agarrar al tiburón y que se estuviera quieto para el momento, se inicia un forcejeo entre el chico y el escualo.

    El joven no cede y no lo suelta, al igual que tampoco suelta la bebida, hasta que el animal se le voltea y le muerde donde puede, es decir, entre el hombro y la clavícula.

    La imagen fue captada en video y mientras los amigos ríen y gritan, el chico de la foto grita de dolor y le dice cuatro cosas al animalito que finalmente logra zafarse.

    El video, se volvió viral en las redes sociales y no es la primera vez que sucede algo así.

    En otras ocasiones y con otros animales, gente se ha visto mordida a la hora de hacer una foto y es que son imprevisibles y cuando los sacan de su habitat puede suceder cualquier cosa.