Devastadora tormenta azota el noroeste

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    FILADELFIA, Pensilvania—La tormenta más reciente de este activo invierno arrojó el jueves gran cantidad de nieve y aguanieve a lo largo del corredor noreste del país, mientras cuadrillas de trabajadores en el sur cubierto de hielo trabajaban para reestablecer el suministro de energía eléctrica a cientos de miles de residentes que tiritan de frío.

    La tormenta ha dejado por lo menos 17 muertos.

    El mal clima ocasionó el cierre de escuelas y negocios, hizo que dé miedo manejar, obligó la cancelación de más de 6,000 vuelos tan solo el jueves y que la gente siga rompiéndose la espalda en la costa este paleando nieve.

    Los residentes de Baltimore se despertaron con 15 pulgadas de nieve.

    Video: Devastadora tormenta azota el noroeste

    Video: Devastadora tormenta azota el noroeste
    (Publicado jueves 28 de agosto de 2014)

    Washington, D.C., tuvo al menos 11 pulgadas, y las oficinas federales y los dos aeropuertos principales de la ciudad fueron cerrados.

    Filadelfia tuvo casi nueve pulgadas; primera vez que ocurre en la historia de la ciudad.

    La ciudad de Nueva York registró al menos ocho pulgadas. Nueva Inglaterra estaba recibiendo cantidades menores. Partes de Nueva Jersey tenían más de nueve pulgadas.

    En New Cumberland, Pensilvania, Randal DeIvernois tuvo que tomar un descanso después de retirar la nieve con pala en su entrada de auto. Su quitanieve dejó de funcionar.

    "No tuve tanta nieve cuando viví en Colorado. Está más cálido en las Olimpiadas (de Invierno) que aquí. Eso es ridículo", dijo.

    A la tormenta se atribuyen al menos 17 muertes, en su mayoría por accidentes viales, mientras atravesaba el sur y hacia el norte por la costa.

    Entre las víctimas se encuentra un chofer de camión en Ashburn, Virginia, quien estaba trabajando para limpiar de nieve carreteras. Había estacionado su vehículo al costado del camino y estaba de pie atrás del mismo cuando fue golpeado por un camión de carga.

    A través del sur, la tormenta dejó árboles cargados de hielo y derribó ramas y cables de electricidad.

    Aproximadamente 750,000 hogares y negocios quedaron sin suministro de energía en Georgia, las Carolinas y Alabama, con algunos apagones dispersos reportados en la parte central de la costa atlántica.

    Tan solo en el área de Atlanta más de 200,000 familias y negocios están en espera de recuperar el servicio. Se espera que la temperatura baje nuevamente del punto de congelación esta noche.

    En Carolina del Norte, donde la tormenta ocasionó enormes problemas de tráfico en el área de Raleigh el miércoles mientras la gente salía del trabajo para apresurarse a llegar a casa a la mitad del día, miembros de la Guardia Nacional patrullaban los caminos en altos vehículos Humvee en busca de automovilistas varados.