Isabel Allende: "maravillada" con medalla

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    WASHINGTON - La novelista chilena Isabel Allende dijo sentirse maravillada por haber recibido el lunes la Medalla de la Libertad de manos del presidente Barack Obama pese a su condición de inmigrante. "Ha sido muy emocionante, porque este es el honor más grande que puede recibir un civil en este país", dijo Allende tras la ceremonia en la Casa Blanca. "Y para un inmigrante de primera generación, justamente en este momento cuando está toda la cosa de los inmigrantes en la primera página, es muy impresionante". "Hay que tener paciencia. Este país ofrece muchas oportunidades", fue el mensaje que dirigió a los hispanos residentes en Estados Unidos. La incredulidad de Allende sobre su selección para recibir la medalla comenzó al recibir la notificación de la Casa Blanca. "Primero pensé que era una broma de mi hijo. Después llamamos de vuelta y era cierto", dijo. Allende, quien radica en California, narró visiblemente emocionada que durante la ceremonia pensó en su madre de 95 años de edad. "Pensé que para ella habría sido una cosa tan impresionante verme aquí en este lugar, al lado del presidente, de un presidente al que quiero tanto", comentó. Allende ha publicado 21 libros y sus ventas ascienden a 65 millones de ejemplares en 35 idiomas. Es miembro de la Academia Estadounidense de las Artes y las Letras y recibió el Premio Nacional de Literatura en Chile. La autora señaló haber concluido su más reciente trabajo, "El Amante Japonés", al cual describió como una novela de amor de varias generaciones que ocurre en California en 2013 la cual, dijo, no es autobiográfica. Aún no ha definido la fecha de lanzamiento. Además de Allende, 18 personalidades fueron reconocidas incluyendo al ex congresista hispano ya fallecido Edward Doybal, la actriz Meryl Streep y el cantante Stevie Wonder. También recibieron la Medalla de la Libertad presidencial Ethel Kennedy, viuda del senador Robert Kennedy; el representante John Dingell, el legislador con más tiempo en el cargo; el compositor Stephen Sondheim, el periodista Tom Brokaw, la actriz Marlo Thomas, la activista Suzan Harjo, el economista Robert Solow, el golfista Charles Sifford, el exrepresentante Abner Mikva y el físico Mildred Dresselhaus. Incluyendo a Roybal, seis personas recibieron la condecoración de manera póstuma, entre ellos los trabajadores de los derechos civiles James Chaney, Andrew Goodman y Michael Schwerner, asesinados en 1964 cuando participaban en una campaña de registro de votantes en Mississippi. Las otras dos medallas póstumas fueron para el coreógrafo Alvin Ailey y la representante Patsy Mink. La medalla se otorga a quienes han hecho "contribuciones meritorias" a la seguridad estadounidense, la paz mundial o la cultura.