Acción Ejecutiva: ¿y ahora?

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    DENVER - El anuncio del presidente Barack Obama el jueves en materia de inmigración dio esperanza a miles de inmigrantes.

    El plan denominado Acción Ejecutiva de Responsabilidad por la Inmigración crearía un Programa de Acción Diferida para los padres que tengan hijos ciudadanos o residentes permanentes, y que hayan vivido en el país por más de cinco años.

    Video: Acción Ejecutiva: ¿y ahora?

    Video: Acción Ejecutiva: ¿y ahora?
    (Publicado jueves 20 de noviembre de 2014)

    Activistas y abogados de inmigración están recomendando a las personas que podrían calificar a poner sus papeles en orden y advierten a no caer en fraudes ya que los formularios todavía no se han publicado.

    Funcionarios de la administración de Obama dijeron que no será hasta el segundo trimestre de 2015 cuando el Departamento de Seguridad Nacional empiece a recibir solicitudes, las cuales tendrán un costo de 465 dólares.

    Para ser acogido a este beneficio la persona deberá pasar un examen de antecedentes penales y pagar impuestos. El solicitante obtendrá un permiso de trabajo por tres años.

    Según expertos, el proceso podría ser similar al del programa de “Acción Diferida para Arribos en la Niñez” (DACA, por sus siglas en inglés) que protege a los jóvenes de la deportación y les permite obtener un permiso de trabajo, licencia de conducir y número de Seguro Social.

    [Mira aquí información sobre el programa DACA]

    Los solicitantes tendrían que comprobar el tiempo de residencia en Estados Unidos. Para esto necesitarían una serie de documentos como un pasaporte, matrícula consular, y recibos de servicios.

    El programa de DACA también seria ampliada bajo el nuevo plan. A partir de este anuncio los beneficios de esta medida incluirían a quienes fueron traídos al país antes del 1 de enero de 2010 (casi tres años más en comparación con el proyecto original) independientemente de la edad que tengan.

    La medida también simplificaría los procesos de inmigración de personas que están en trámite de obtener su residencia legal basada en habilidades y conocimientos en áreas como las ciencias, tecnología, ingenierías y matemáticas.

    Se calcula que hay más de 11 millones de inmigrantes que viven sin autorización en el país, y los decretos de Obama dejarían a millones sin protección, aunque las probabilidades de ser deportados si no han cometido un delito son bajas.