California ofrece amnistía para conductores con multas de tráfico

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    SACRAMENTO, Calif. – California trabaja en instituir un programa de amnistía para residentes que no pueden costear las multas de tráfico o corte y que ha llevado a la suspensión de millones de licencias de conducir.

    El programa, propulsado por el gobernador Jerry Brown y adoptado como parte de su presupuesto anual, entra en vigor el jueves hasta el 31 de marzo de 2017. El gobernador también anunció el jueves el proyecto de ley del senador estatal Bob Hertzberg, demócrata de Los Ángeles, y que permite a las personas hacer una cita para aparecer en corte aun cuando no han pagada multas penalidades de tráfico.

    Video: amnistía temporal por multas de tráfico

    Video: amnistía temporal por multas de tráfico
    Bajo el plan de amnistía, los conductores con infracciones menores pagarán 50 u 80 por ciento de lo que deben, dependiendo de su ingreso. (Publicado jueves 1 de octubre de 2015)

    Bajo el plan de amnistía, los conductores con infracciones menores pagarán 50 u 80 por ciento de lo que deben, dependiendo de su ingreso. Ciertos conductores también deberán solicitar un plan de pago para sus penalidades. Multas por manejas de forma imprudente o bajo los efectos del alcohol o sustancias controladas no son elegibles.

    Las personas que hayan tenido sus licencias revocadas podrán solicitar para que estas sean restituidas. Las penalidades civiles por no presentarse en corte serán condonas para algunas multas.
    Solo las violaciones que debieron ser pagadas antes del 1 de enero de 2013 son elegibles para descuentos.

    Desde el 2006, el estado suspendió 4.8 millones de licencias de conducir luego de que conductores no pagaran o no se presentaran ante la corte, según el Departamento de Vehículos Motorizados de California. De esas licencias, solo 83,000 fueron restituidas.

    Cuando anunciaron el programa en Mayo, Brown llamó al sistema de cortes de tránsito un “infierno de desesperación” para los pobres.

    El impulso por Brown destacó la preocupación entre los legisladores y administrados judiciales que el sistema de justicia de California se está beneficiando de las minorías y residentes escasos recursos.

    Las multas de tráfico se elevaron por las nubes y los tribunales se han vuelto dependientes de las tarifas como consecuencia de los recortes presupuestarios durante la recesión.

    Hace 20 años, una multa por pasarse la luz roja era de $103. En la actualidad, la multa termina costando $490 ya que el estado estableció tarifas añadidas para apoya todo desde la construcción de cortes hasta la transportación aérea para emergencias médicas. El costo puede llegar hasta sobre $800 una vez una persona no pueda pagar o no comparece a una audiencia de la corte.