Tres oficiales acusados de asesinato de recluso

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Oficina del Alguacil del Condado de Santa Clara
    Los oficiales fueron identificados Matthew Farris, Jereh Lubrin y Rafael Rodríguez.

    La alguacil del condado de Santa Clara dijo el jueves en la tarde que tres oficiales correccionales “son la razón del brutal asesinato” de un recluso en la cárcel del condado el 26 de agosto.

    Michael James Tyree, de 31 años, murió de una hemorragia interna como consecuencia de traumas por golpes contundentes presuntamente propinados por tres oficiales correccionales arrestados el jueves en la mañana.

    Matthew Farris, Rafael Rodríguez y Jereh Lubrin fueron arrestados el jueves en la mañana por la muerte de Tyree, quien servía una condena de cinco días por un delito menor de robo y posesión de drogas. Los oficiales enfrentan cargos de asesinato, agresión mientras vestían su uniforme y conspiración. 

    Video: oficiales detenidos tras muerte de recluso

    Video: oficiales detenidos tras muerte de recluso
    Michael Tyree, de 31 años, cumplía una sentencia de cinco días por un delito menor de robo y fue declarado muerto tras una discusión con tres agentes. (Publicado jueves 3 de septiembre de 2015)

    Laurie Smith, alguacil del condado de Santa Clara, dijo en una conferencia de prensa los oficiales habían sido colocados bajo vigilancia. Farris y Rodriguez fueron arrestados a eso de las 5:30 a.m. y Lubrin se entregó a las autoridades junto a su abogado a las 7:30 a.m.

    “Es inequívoco que Jereh Lubrin, Matthew Farris y Rafael Rodríguez cometieron este acto atroz y cobarde contra un individuo armado a los que se les confió proteger”, dijo Smith, añadiendo que no puede ofrecer más detalles para no comprometer la investigación.

    Los tres oficiales se ampararon a la Quinta Enmienda cuando se les dio la oportunidad de ofrecer una declaración sobre los hechos ocurridos, dijo Smith. Los oficiales fueron fichados en la cárcel del condado de Santa Clara y fueron transportados a una cárcel fuera del condado por su protección.

    “Quiero recordar a todos que el Sr. Tyree era un hijo y hermano y su vida tenía valor”, dijo Smith. “Este incidente vil y cobarde que cobró la vida del Sr. Tyree no es indicativo de los valores que esperamos y honramos con los hombres y mujeres de este departamento y quienes visten su uniforme con orgullo”.

    Smith reiteró que el deber de los oficiales es proteger y servir al público “incluyendo a aquellos que están encarcelados”.

    Tyree se encontraba en una celda para una persona en el sexto piso de la cárcel, en el ala 6B, designada mayormente para reclusos que están bajo custodia protegida o necesidades especiales, dijo Smith. Los oficiales Lubrin y Farris realizaron una revisión de las ropas de los reclusos tarde en horas de la noche y 10 minutos después el oficial Rodriguez se le unión.

    Una hora después, ya siendo jueves, 27 de agosto, el oficial Lubrin realizó una revisión de rutina en el ala 6B y minutos después, notifica a un hombre caído, según Smith. El reporte que ofreció Lubrin explica que descubrió el cuerpo de Tyree en el piso, cubierto de heces y vómito.

    El oficial Rodriguez entró a la celda y supuestamente asistió a Lubrin en arrastrar el cuerpo de Tyree y ofrecer reanimación cardiopulmonar, dijo Smith.

    Personal adicional, incluyendo enfermeras, llegaron a la escena para intentar resucitar a Tyree, al igual que personal de bomberos de San José.

    Tyree fue declarado muerto unos 15 minutos después. El protocolo activó una investigación de la muerte, incluyendo detectives de homicidio. Joseph O’Hara, médico forense del condado, revisó el cuerpo y la escena.

    La investigación preliminar indicó que la muerte de Tyree era sospechosa, por lo que los oficiales fueron removidos de sus puestos. Los oficiales fueron puesto bajo licencia administrativa sin paga.

    O’Hara presentó el viernes una autopsia preliminar que llevó a las autoridades a investigar el incidente como un homicidio y el sábado presentaron una orden de cateo en las residencias de los oficiales.

    Foto suministrada de Michael Tyree.

    El médico forense confirmó el lunes que Tyree murió por golpes fuertes y los investigadores concluyeron el miércoles que tenían causa probable para realizar los arrestos.

    Los oficiales fueron puesto bajo licencia administrativa sin paga.

    Smith invitó al FBI a asistir en la investigación.
     

    • En otro tema de interés: La muerte atropella a madre e hijo  Haz click aquí  o presiona en la foto.