“Que la arresten”: por su minifalda desata ira en redes sociales

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Una mujer saudita ha sido arrestada por desafiar el código de vestimenta estricto del reino caminando en una minifalda y ombligo descubierto en un video que provocó indignación pública.

    La mujer, cuyo nombre no fue dado, fue detenida por la policía en la capital, Riyadh, por usar "ropa inmodesta" que contradecía el código conservador del país islámico, informaron medios estatales el martes. La policía remitió su caso al fiscal, según la cuenta oficial de Twitter del canal de televisión estatal al-Ekhbariya.

    El video publicado en internet por la joven está causó polémica en Arabia Saudí: algunas personas la defiendían pero otras pidieron que fuera arrestada porque en el video aparece vistiendo minifalda y una blusa al ombligo mientras camina por la calle.

    Sitios noticiosos vinculados con el gobierno publicaron el lunes que las autoridades del país musulmán conservador estaban estudiando emprender acciones contra la mujer por violar el estricto código local de vestimenta.

    En esta nación, las mujeres deben usar en público túnicas largas conocidas como abayas.

    La mayoría se cubre el rostro y el cabello con un velo negro, aunque se hacen algunas excepciones para algunas mujeres, principalmente representantes de Estado que visitan el país.

    El video, compartido por primera vez en Snapchat, muestra a la joven caminando por un fuerte histórico vacío en Ushaiager, una villa al norte de la capital Riad.

    Después comenzaron a surgir hashtags en Twitter a favor y en contra de ella: unos pidiendo su arresto y otros diciendo que la libertad de vestimenta no debería ser un delito.

    Los memes tampoco se hicieron esperar e incluso algunos republicaron la foto pero retocada digitalmente para ocultar las piernas.

    Ibrahim al-Munayif, un escritor saudí con más de 41,000 seguidores en Twitter, opinó que si las autoridades permiten que la gente desobedezca las leyes habrá caos.

    Otros la defendieron comparando su caso con la visita que hizo el presidente estadounidense Donald Trump en mayo, cuando su hija Ivanka y la primera dama Melania Trump, no se cubrieron la cabeza ni vistieron la abaya, aunque si usaron prendas con manga largo y cuello alto. 

    Las redes sociales son muy populares en Arabia Saudí, pues se han vuelto un espacio para ventilar las frustraciones y calibrar la opinión pública.

    El gobierno anunció la semana pasada que a las niñas se les permitiría por primera vez practicar deportes en la escuela pública y tener acceso a clases de educación física. Los poderes de la policía religiosa del reino también han sido restringidos, y oficialmente ya no se les permite arrestar a la gente.