Vecinos de Mission no dan brazo a torcer

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    TELEMUNDO 48

    Decenas de activistas y residentes de Mission District se manifestaron el miércoles, con pancartas en mano y toda voz, en contra de un proyecto de vivienda y espacios comerciales que según críticos, elevará aún más el costo de vivienda del barrio y provocará desalojos.

    La compañía Maximus Real Estate Partners intentó persuadir a residentes y líderes comunitarios sobre los beneficios de la construcción de 1979 Mission St. Los desarrolladores buscan elevar el edificio de 10 pisos y 345 unidades en 16th Street y Mission con la promesa de vender o rentar el 30 por ciento de las viviendas por debajo de su valor en el mercado.

    El edificio contará con 41 unidades por debajo del precio del mercado y el plan promete la construcción de 49 unidades adicionales para la renta fuera del edificio, según los desarrolladores.

    [Relacionado: Conoce los coloridos murales de La Misión]

    Residentes dicen no a proyecto de vivienda en Mission

    Residentes dicen no a proyecto de vivienda en Mission
    Activistas y residentes de Mission District mostraron su oposición a proyecto de vivienda y tiendas en 16 St. y Mission. (Publicado jueves 5 de marzo de 2015)

    Las unidades a precio de mercado que estarán a la venta alcanzan $1 millón.

    Las familias que residente en el vecindario son las que tendrían preferencia para estas viviendas.

    Pero residentes del área no están convencidos.

    “Estos beneficios no van a ser para la comunidad”, dijo Teresa Malaguer, una de las manifestantes. “Están con el plan de sacarnos de aquí, de nuestro barrio”.

    Los opositores al proyecto argumentan que aunque la desarrolladora ofrece un porcentaje de vivienda asequible por encima de lo establecido por la Ciudad de San Francisco, el edificio dará paso a que otras compañías compren edificios para convertirlos en proyectos de viviendas de lujo, lo que redundará en el desalojo de residentes y comerciantes.

    Líderes comunitarios tampoco quieren el edificio, al que han llamado el “Monstruo de La Misión” sea construido ya que quedaría justo en frente de una escuela y le tapará la luz natural.